Tirsa Juscamaita

Tirsa Juscamaita ingresó al Programa de Consejeros de Carrera en febrero del 2015 y finalizó su participación en febrero del 2016.

Sobre su experiencia como aconsejada.

En primer lugar, me gustaría decir que me siento privilegiada de haber formado parte de este programa, pues creo que otros centros de estudios no tienen algo parecido. Si tendría que definir mi experiencia en una palabra sería enriquecedora.

Guicela, mi consejera asignada, ha sido mi guía durante este año. Un año especial porque estaba terminando la carrera, la tesis y, sobre todo, descubriendo mi vocación profesional. Siempre sentí que podía confiar en ella haciéndole saber mis dudas sobre las oportunidades laborales que se me presentaban.

Asimismo, considero que nuestras conversaciones me permitieron entender un poco más de cómo se ha dado su desarrollo profesional luego de egresar de la universidad hasta el momento. De Guicela aprendí que de cada decisión tomada se aprende y nos suma.

Sin duda, me gustaría que los alumnos y/o egresados que lean esto se queden con una reflexión clave para mí: No importa en qué área empezamos a practicar o trabajar, lo importante es que en ese ínterin descubramos finalmente lo que nos apasione, aquello que nos impulse y nos permita seguir desarrollándonos como personas y profesionales.

Aportes brindados por el consejero de carrera.

De la consejería con Guicela aprendí a redactar un buen CV, que genere impacto, así como a enfrentar de mejor manera las entrevistas laborales. Por otro lado, pude definir mis objetivos anuales como parte de mi Plan de Vida. Finalmente, pude entender el panorama laboral empresarial actual, aprendí cómo se maneja mi área de interés en la empresa que labora mi consejera y la importancia de generar  networking.

Los aportes del programa.

De hecho creo que existen varios beneficios que uno como futuro egresado recibe. Es más, diría que el aconsejado puede aprovechar al máximo esta experiencia y es él quien de alguna manera define esos beneficios.

Nuestro consejero o consejera al tener años de experiencia en el campo que se desarrolla ya cuenta con contactos valiosos del área de interés del aconsejado. Podríamos pedirle que nos logre una entrevista con alguna persona de dicha área a modo de ejercicio.

El consejero de por sí es un guía para los que egresamos, nos da luces de cómo enfrentar entrevistas o manejar nuevos puestos de trabajo. En algunos casos, el consejero también te ofrece oportunidades laborales en la empresa que labora o te refiere a amigos suyos que trabajan en otros rubros.

Asimismo, permite que te enfoques bien en tus objetivos y metas del año, no solo laborales sino personales que nos ofrezcan un balance a nuestra vida. Es valiosa la oportunidad que se da de poder forjar una amistad que se mantenga luego de la Consejería.