Una mirada en el panorama internacional y nacional

Durante la semana pasada, diferentes acciones dentro de los mercados internacionales afectaron a los sectores mineros y agroexportadores, así como al precio del dólar. Mientras tanto, en el ámbito nacional, los trabajos del plan de Reconstrucción con Cambios y la movida situación política ofrecen un panorama más inestable en lo económico.

Continúa la reconstrucción
A casi un año de la destrucción causada por el fenómeno de El Niño, la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (RCC) continúa realizando su labor para apoyar a los damnificados. Sin embargo, de acuerdo al profesional en gestión pública, Omar Narrea, las obras de reconstrucción tomarán entre dos y tres años si mantienen el ritmo actual, por lo que propone el año 2020 como meta para terminar los trabajos. En este sentido, se espera un impacto positivo no solo en el PBI sino también en la generación de empleo a raíz de las obras de la reconstrucción.

Buenas noticias en la agroexportación
En cuanto al sector agroexportador, el año pasado registró un crecimiento de 8.5%, con respecto al 2016. De acuerdo a la Asociación de Gremios Productores Agrarios (AGAP), se llegó a exportar 5,795 millones de dólares. Este incremento se debió principalmente a la venta de los productos del subsector frutas y hortalizas frescas, siendo la palta el más destacado, con un 46.3% de crecimiento. Este panorama es favorecedor no solo para dicho sector, sino también para el de los servicios logísticos.

La volatilidad del dólar y el precio del cobre
En los mercados internacionales, existe la expectativa de un incremento en la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos. Esto tendría un impacto en el alza del precio del dólar y, por lo tanto, se generaría una disminución en el precio de los metales. Sin embargo, hay otros factores que provocan una disminución sobre el dólar; por lo tanto, se origina volatilidad en su precio.

Por su parte, el precio del cobre, al verse afectado por el precio del dólar y suministro de algunas minas, presenta cierta inestabilidad. Específicamente, la semana pasada el precio del cobre disminuyó a un nivel mínimo de US$ 6784.50 por tonelada. Sin embargo, se mantiene un optimismo general sobre las proyecciones económicas que posiblemente impida que el precio de los metales industriales disminuya en mayor medida.

Incertidumbre política
Finalmente, en el panorama político, las intenciones desde la izquierda de presentar una nueva moción de vacancia contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) por sus presuntos vínculos con Odebrecht son consecuencia de la mata situación política. Esta coyuntura puede tener un impacto en la economía si es que se agrava: se afectan la inversión privada y la confianza empresarial.

 

Fuente: Gestión
Fuente imagen: Agencia Peruana de Noticias Andina
Febrero 2018