El Comentario Coyuntural: “El panorama económico en medio de la crisis política”

Una mirada al entorno político internacional y nacional nos podría conducir a pensar que, en los últimos cuatro meses, la economía de nuestro país ha sido expuesta a la mayor incertidumbre de los últimos años.

En el entorno internacional, la política económica de los Estados Unidos, referida al manejo de la tasa de interés referencial, se consolidaba en el mes de marzo con la reciente alza decretada por la Reserva Federal de Estados Unidos. Cabe resaltar que fue en este mes que también se generaron medidas económicas en EE.UU, las que dieron inicio a lo que aparenta ser una guerra comercial con China.

De esta forma, se ha generado un impacto negativo en las principales bolsas del mundo, y también en los precios de los minerales. En este sentido, es importante recordar que nuestro país fundamenta gran parte de su economía en la exportación de productos mineros.

A nivel nacional, la renuncia del ex presidente Pedro Pablo Kuczynski y la transición al nuevo gobierno de Martín Vizcarra ha proporcionado una base de menor incertidumbre, favorable a la recuperación de la inversión. Asimismo, existen señales que apuntan a un gobierno con una mejor relación entre el Poder Ejecutivo y Legislativo. Entre estas, se encuentra el respaldo expreso al presidente Vizcarra de parte del partido de oposición y la aceptación inicial multipartidaria de la cartera ministerial del mandatario. Un buen inicio aparente, que genera optimismo para nuestra economía y, por ende, a la promoción de empleo en el país.

La parte difícil que hereda el gobierno entrante encuentra temas recientes y otros que tienen una historia más larga. El primero de ellos es el reciente incremento de la Remuneración Mínima Vital, que ha sido criticada como una decisión política sin sustento técnico, podría tener un efecto adverso al generar una mayor informalidad. Asimismo, actualmente se está debatiendo la viabilidad del proyecto de ley que ordena el traslado de 275 mil trabajadores bajo el régimen de Contrato Administrativo de Servicio (CAS) a la planilla del Estado. Adicionalmente, aún está pendiente el tema de los retrasos en las obras de reconstrucción del país. Sin mencionar las obras públicas con obstáculos en su ejecución por las consecuencias del
escándalo de corrupción por el caso Lava Jato y un sistema financiero que limita su crecimiento en el sector construcción por la cautela inherente al mismo caso señalado.

Respecto al nivel de empleo, en el periodo correspondiente a diciembre 2017 – febrero 2018, la tasa de desempleo en Lima Metropolitana llegó a 8%, siendo el porcentaje más alto en aproximadamente seis años. Asimismo, con respecto al año 2016, en el 2017 la informalidad laboral creció en 9%.

Definitivamente, fuimos afectados por la incertidumbre nacional y, probablemente, mientras dure el gobierno del presidente Donald Trump, se pueden afectar los precios de las materias primas por medidas políticas. Solo tras algunos meses podremos ver mayor claridad en la consolidación de políticas que serán guía de la gestión del nuevo gobernante nacional. Por un lado, aparentemente la política interna será favorable al crecimiento. Por otro lado, el entorno externo nos ofrece en la actualidad mayor inseguridad. Confiemos que la sensatez guíe las decisiones de los gobernantes, y brinden un entorno de paz propicio para el crecimiento de nuestro país.

Fuentes: Gestión, VOA Noticias, BBC, Diario El Comerio, RPP Noticias
Fuente imagen: Diario La República