Víctor Gobitz Colchado

“Todos los días es como si me levantara a jugar un partido de fulbito”

Especialidad: Ingeniería de Minas

Con más de 30 años de experiencia como ingeniero de minas, Víctor Gobitz ha incursionado en el ámbito más comercial de la carrera llegando a ser Gerente General de importantes compañías mineras como la Minera Milpo y actualmente en Minas Buenaventura. También se desempeña como docente del curso Gestión de Empresas Mineras en la Facultad de Minas de la PUCP.

El crecimiento de la ingeniería de minas en el Perú 

En la cola a punto de marcar el código para inscribirse a la carrera de Ingeniería de Minas, el actual CEO de Minas Buenaventura, recordó aquella charla vocacional en el colegio Raimondi. El expositor había sido el ingeniero de minas Celso Sotomarino y les explicó la importancia de la industria minera en el Perú y el rol del ingeniero de minas; sin embargo, en los años 80, el país tenía una visión muy negativa de la carrera.

En aquel período, trabajar en minería estaba relacionado al uso de explosivos, a la extorsión y a la muerte de personas en la mina. Todo ello hizo que la carrera fuera poco atractiva y que Víctor Gobitz tuviera en la universidad un período de enseñanza muy personalizado. El ingeniero Gobitz recuerda sus clases con satisfacción: “Éramos tan poco que desde los primeros cursos de minas teníamos prácticas, acceso a visitar minas e interacción con personas de la industria”.

La especialización como alternativa para destacar

Actualmente enseña el curso de Gestión de empresas mineras y desempeña la labor de Gerente General de Minas Buenaventura, una de las empresas líderes del sector. En su cargo actual ha podido observar los efectos del crecimiento de la industria: “El país demanda más ingenieros de minas pero también hay un exceso de oferta de egresados de la carrera”, comenta Víctor Gobitz, quien además añade que eso rompe las expectativas de los jóvenes que estudian esta carrera.

Sin embargo, la industria augura una gran demanda para el área de operaciones, de logística y de comercialización de minerales. Víctor Gobitz señala que la gestión de negocio también es una opción y alienta a los estudiantes a explorar la gama de opciones que la facultad ofrece. El ingeniero Gobitz añade que “una manera inicial de destacar es buscar la especialización en algo que te distinga y que el promedio no conozca”.

Fue durante su primera práctica que el ingeniero Gobitz, si bien no pensó en cambiar de carrera, sí empezó a pensar en qué podía especializarse. Una especialidad poco desarrollada en ese momento era mecánica de rocas, por lo que Víctor Gobitz vio en ese área una oportunidad para la especialización. Además, el profesor Antonio Samaniego había realizado un doctorado en ese tema, por lo que era una ventaja para los alumnos interesados en dicha especialidad.

Gestionando una de las empresas más importantes del país

Como gerente general, Víctor Gobitz además de supervisar en temas técnicos a las minas y operaciones, también se ocupa del tema logístico, financiero y de recursos humanos. Esto último es algo que él considera fundamental para que una empresa sea sostenible en el tiempo. Al respecto, el ingeniero Gobitz asegura: “No basta tener buenas minas ni buenas utilidades si no tengo las personas adecuadas que puedan operarlas”.

Es por eso que en su tarea de supervisar que todo marche de acuerdo a lo planeado, Víctor Gobitz también se toma tiempo para entrevistar a las personas que se incorporan a la organización, todo esto con la finalidad de “entender cómo generar las condiciones para atraer y retener el talento, ya que eso es clave para que una organización tenga éxito”, afirma con satisfacción el CEO de Minas Buenaventura.

Buenaventura tiene 65 años en el Perú y posee 11 operaciones y 10 proyectos que garantizan la correcta extracción de minerales como oro, plata, cobre, zinc, plomo y manganeso. Al empezar el día, el ingeniero Gobitz revisa los reportes de la situación de las minas y de haber algún problema, se comunica con el gerente de operaciones para evaluar la situación. Además, dado que en el caso de los proyectos se encuentran en diferentes estadíos de desarrollo, es un tema que revisa y analiza con las personas responsables.

Aprender, preguntar y tener empatía

Víctor Gobitz dice lo siguiente acerca de su trabajo: “Tengo esa oportunidad que me ha dado la mina de disfrutar lo que hago”. No encuentra mayores dificultades en su trabajo y por el contrario, relacionarse con empresas de consultoría, proveedoras de servicios, así como con autoridades de diferentes sectores, es algo que ve como un mundo muy interesante e importante en cuanto se refiere al impacto económico en el país.

Es por eso que recomienda a los estudiantes de ingeniería de minas, “mantener la inquietud de aprender, de cuestionar lo que se está haciendo pues todo tiene oportunidad de mejora”. De la misma forma, Gobitz sugiere “tener la humildad para preguntar ya que una certificación no quiere decir que lo sabes todo”. Y lo más importante: “Saber tener la empatía para relacionarse correctamente con el entorno donde se desarrollan las actividades mineras”, recalca el ingeniero Víctor Gobitz.

Valery Vergaray

Lima, julio 2018