Sandra Azañedo

La psicología es la manera en que yo me enfrento a la vida

Especialidad: Psicología

Sandra estudió la carrera de Psicología en la PUCP. Su trayectoria laboral inició cuando se integró como practicante al Grupo de Análisis para el Desarrollo (GRADE), un centro de investigación sin fines de lucro, donde se especializó en el área de educación participando en diversos proyectos educativos. Obtuvo el grado de Magíster en Psicología de la Educación, gracias a una beca integral otorgada por el gobierno español. Se desempeñó laboralmente también en un equipo de investigación de la Universitat de Barcelona y en el Centro Unesco de Catalunya – UNESCOCAT, en esta última participó en Linguapax, organización dedicada a la valoración y protección de la diversidad lingüística mundial. Actualmente trabaja en la Pontificia Universidad Católica del Perú como Coordinadora de la Dirección Académica de Planeamiento y Evaluación.

La principal razón que llevó a Sandra Azañedo a ingresar a la PUCP fue el perfil del estudiante de esta universidad. Sin embargo, pese a que el espíritu de esta casa de estudios era lo que había captado su atención, no fue tan veloz el llamado de su vocación. Inicialmente la carrera de Traducción se había depositado como su principal interés, más tarde la Antropología se convirtió en una carrera a considerar. Finalmente, la elección de su carrera se determinó por el descubrimiento personal a lo largo de su etapa universitaria y a los cursos que llevaba. “Gracias a la Facultad de Estudios Generales Letras pude ver una diversidad de campos y ahí fue que me decidí por Psicología y ya no lo dudé. Sabía que de todas maneras era la carrera que quería seguir debido a que me permitía ver la performance del individuo en distintas áreas”. La psicología le permitía, además conjugar sus intereses personales con las herramientas que daba su carrera. “a mí me interesaba mucho el tema de la migración; entonces por ejemplo, en el curso de metodología, investigaba con la población de migrantes de determinada ciudad. Entonces así pude vincular mis intereses con los cursos que me ofrecían”, señaló.

El perfil profesional de un psicólogo y el campo laboral

Para Sandra, el psicólogo debe ser una persona que tenga mucha vocación de servicio, capacidad de análisis, que sea empático y posea esa mirada para comprender al otro. Según Azañedo lo que tiene que hacer alguien que sigue esta carrera es “entender el medio en el que está. Apuntar a identificar los indicadores de cambio que se requieran y trabajar sobre ellos. Eso lo puedes hacer en diversos mercados, en diversos ámbitos de desarrollo: en una empresa, en una comunidad, en todo ámbito.” Además, necesita ser una persona curiosa con grandes deseos de investigar qué es lo que pasa alrededor para poder mejorar la situación apuntando al bienestar de la persona. “La psicología es una carrera versátil que ha demostrado ser capaz de desarrollarse en otros espacios y campos de estudio. “El psicólogo puede desenvolverse tranquilamente en equipos junto con un economista, un abogado, dependiendo al mercado al que ingreses. Somos interdisciplinarios”, afirmó.

La mejor enseñanza es con el ejemplo

Una de las labores de Sandra consiste en hacer seguimiento al plan estratégico institucional de la universidad. Este plan consiste de metas, expresadas en  indicadores y resultados, para llevar a cabo el mejoramiento de la universidad así como para alcanzar cada vez más un mejor desarrollo académico, profesional tanto de los estudiantes, los profesores, las facultades. “El psicólogo puede aportar en analizar una situación, definir objetivos, hacer un seguimiento y favorecer las condiciones para que se cumpla el logro de esos objetivos”, complementa Sandra. En este caso, el objetivo de la universidad es la mejora institucional en los diversos ejes prioritarios del quehacer de la universidad: la formación, la investigación, la relación con el entorno y la gestión. “Nuestra labor es acompañar ese proceso”, concluyó.

Por otro lado, ella  reconoce que la carrera de Psicología usualmente se vincula a un prejuicio: “la palabra <psicólogo> está ligada a la terapia y la psicología es mucho más amplia; a veces te estereotipan, cuando en realidad nosotros nos podemos dedicar a ver el tema de bienestar en el aspecto educativo, en el ámbito empresarial, social, tecnológico incluso”, agregó. Por tanto, la carrera tiene un espectro amplio y es capaz de manejar herramientas de gestión, herramientas estadísticas. La vinculación entre Sandra y la carrera le permite comprender su entorno, identificar aquellos puntos de cambio que necesitan para poder cambiar la realidad. “A la hora de conocer un grupo nuevo siempre trato de identificar cuáles son las características y expectativas de estas personas, con la finalidad de entender cómo satisfacer las necesidades de las personas con las que trabajo y vivo. En mi casa también lo aplico, soy mamá de dos hijos; y todo ese ejercicio de empatía que fomentala psicología lo practico en todos los niveles de mi vida. Escuchar al otro  me ayuda mucho a mi crecimiento como persona”

Algunos consejos:

Recomienda que en las aulas el aprendizaje no solo se dé escuchando al profesor, anotando lo que éste dice y leyendo las lecturas que nos sugieren, sino que el estudiante sea más activo y proponga nuevas ideas. Si tiene dudas que surjan en las clases teóricas, estas le sirvan como un resorte para el desarrollo personal, para poder satisfacer curiosidades propias. Aconseja aplicar las nociones teóricas no solo en el ámbito académico, sino ponerlo en práctica por medio de voluntariados y trabajo en comunidad. Para Sandra el aprendizaje no se logra mediante un rol pasivo del alumno, sino que la experiencia de la educación superior debe aprovecharse y construirse entre pares, compañeros, amigos teniendo como guía al profesor para poder aprender y aprovechar al máximo las posibilidades del entorno.

Por Jorge Madico
Lima, abril 2016