Ramón Silva

Si empleas el tiempo de forma provechosa y te diviertes en el trabajo, hasta en la exigencia y la presión encuentras la fortaleza interior que te impulsa a seguir

Especialidad: Ingeniería Mecánica

Ramón Silva estudió Ingeniería Mecánica en la PUCP y cuenta con más de 30 años de experiencia laboral. Hizo también un diplomado en Recursos Humanos en esta casa de estudios, una especialización en Soldadura y una Maestría de Gestión Empresarial en la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana. En la actualidad, se desempeña como Gerente Comercial y de Operaciones en Kia MULTIMARKAS S.A.C. empresa vinculada a la industria automotriz.

Ramón nos cuenta que fue su hermano mayor quien lo inspiró para estudiar Ingeniería Mecánica, puesto que la búsqueda de asesoría y vocación lo llevaron a seguir sus pasos en la carrera profesional. Recuerda que aunque nunca pensó en cambiarse de carrera, la exigencia de algunos cursos lo hicieron dudar, es por esto que considera que lo primero que pone a prueba la universidad es el nivel académico desde que entras y que lo importante es tener la capacidad de alinearte para lograr los objetivos: “Hay una barrera mínima de exigencia, que es el filtro, nosotros ingresamos 550 y terminamos 34 en una promoción, los que terminan están curtidos, saben a qué aspiran y por qué llegaron ahí”, comenta.

El mercado laboral de la ingeniería Mecánica

Desde su experiencia, considera que hay que tener clara la exigencia del mercado en cuanto al aumento constante de la competitividad así como los direccionamientos políticos vinculados a las carreras de uso público. Comenta que después de un largo periodo de bonanza que normalmente no se ve en nuestro país, viene una época de reto y también de ingenio, creatividad y dedicación como parte de la respuesta a los desafíos que se presenten. Indica también que los empresarios y aquellos profesionales que se encuentren en cargos ejecutivos direccionales o gerenciales se ven en la necesidad de emplear todos los recursos para lograr mejor eficiencia, mayor productividad y un nivel de competitividad que este a la altura del contexto socio-económico actual. Cabe resaltar que si bien antes se exigía mucho más lo técnico y académico ahora se equilibra con un componente social, lo cual conlleva a la búsqueda de profesionales integrales que además de los conocimientos, tengan inteligencia emocional y  que sepan cómo interrelacionarse en diversos espacios.

Ramón afirma que a pesar de que parece una carrera técnica, la ingeniería mecánica tiene muchas posibilidades de desarrollo y que se puede aspirar a posiciones gerenciales y vinculadas al área comercial, de operaciones, entre otros. Comenta que ha tenido la oportunidad de experimentar la versatilidad de la carrera desde su experiencia laboral puesto que comenzó trabajando en la industria automotriz y después pasó al ámbito minero y petrolero.

Su experiencia personal

Ramón nos cuenta que comenzó su carrera en el campo minero como parte de sus prácticas pre profesionales y continuó en las prácticas profesionales en la Southern Peru Copper Corporation y Petroperu. Sin embargo, siempre tuvo la aspiración de trabajar en el rubro automotor por lo que ingresó a la ensambladora de la Volkswagen, Motor Perú, que también trabajaba con marcas como Nissan y Toyota. Comenta que en la época, la ensambladora demandaba tecnología que recién se estaba desarrollando en el país por lo que fue una experiencia muy rica para él. Después pasó a Volvo del Perú, Hyundai y posteriormente a Auto Corp., en estas empresas ocupó niveles gerenciales y ganó mayor experiencia en ese rubro. Sin embargo, debido a la baja considerable de la industria automotriz por el contexto socio-económico, incursionó en el campo de las industrias extractivas en Andoas, Trompeteros y Camisea, y se desempeñó en este rubro durante 10 años.

En la actualidad, Ramón ocupa el cargo de Gerente Comercial y de Operaciones de KIA MULTIMARKAS, un concesionario de Kia que desarrolla las marcas Volkswagen, Kia, Cheri, entre otras., y que tiene como lugar de operaciones Huancayo. Según indica Ramón, el centro del país es un emporio comercial sumamente competitivo y un área de desarrollo para la industria automotriz: “Hoy estamos con un plan estratégico bastante técnico y desarrollando una infraestructura para tomar el liderazgo, pero estamos bastante tecnificados en el uso de herramientas”, explica. Comenta que parte de su trabajo se trata de liderar y comunicar de forma eficiente, así como de implementar un sistema de gestión nuevo, por lo que están en continuo seguimiento y monitoreo.

Reflexiones finales

Considera que la satisfacción personal se encuentra cuando uno se dedica a lo que realmente le gusta: “Si empleas el tiempo de forma provechosa y te diviertes en el trabajo, hasta en la exigencia y la presión encuentras la fortaleza interior que te impulsa a seguir”, afirma. Es por esto que indica que es muy importante identificar aquello que nos apasiona y tratar, en la medida de lo posible, de seguir ese camino y desarrollarnos profesionalmente en él. Además, comenta que uno siempre debe estar seguro de su preparación y actualizarse según sea necesario en la especialidad de interés personal.

Recomienda que como estudiante uno no debe cuestionarse sobre la exigencia de los cursos porque se trata de una inversión de tiempo y esfuerzo que rendirá sus frutos en la vida profesional. Además, insiste en que la formación integral y competitiva de la universidad es la base para ingresar al mundo laboral sin problemas. Finalmente, indica que la carrera profesional se basa en la constante toma de decisiones y que uno puede equivocarse, pero que es importante reconocer los propios errores y rectificarlos cuanto antes: “El éxito no necesariamente pasa por una sola estrategia, sino que tienes que probar varias para llegar a él, y reconocer que no estás ejecutando la estrategia adecuada y rectificar es lo más importante”, puntualiza.

 

Por Erika León
Lima, octubre 2015