Narciso Arméstar Bruno

“La carrera de ingeniería industrial me dio muchas herramientas para entender el entorno y buscar soluciones”

Especialidad: Ingeniería Industrial

Narciso Arméstar es egresado de la carrera de Ingeniería Industrial de la PUCP. Ha realizado una maestría en Administración de Negocios en la Universidad del Pacífico. Ha trabajado en el área financiera de empresas de servicios educativos, de servicios financieros y empresas industriales. Del mismo modo cuenta con conocimientos de análisis financiero, desarrollo de proyectos de inversión, elaboración y control de presupuestos, evaluación económico financiera de alternativas de inversión y con buena capacidad de negociación en el sector bancario.

Cuando salió del colegio medicina fue su primera opción, pero la carrera duraba 10 años. El no quería perder tiempo y sabía que no podría costear una carrera tan larga. Ingeniería industrial era su segunda opción. Si bien eran 6 años de carrera, era mucho menos que medicina y combinaría su gusto por la ciencia y la matemática.

Cuando Narciso ingresó a la universidad, el campo laboral y las oportunidades eran diferentes a las actuales. No existían tantas ofertas. Medicina, derecho, ingeniería y economía eran las carreras preferidas entre estudiantes y empresas. Es así que inicia su carrera en la PUCP. Era la opción más segura y rápida para estudiar.  “Fue una buena decisión” recalca Narciso.

La ingeniería industrial tiene que ver con los procesos de los sistemas que hay en el mundo, estos pueden ser productivos o de servicios. El entendimiento de estos procesos son parte fundamental de la carrera y las personas no están excluidas. “Para los procesos no solo se necesitan maquinas, sino también personas. Esa mezcla de hacer cosas con personas y máquinas es bien interesante, te lleva a encontrar soluciones a muchas cosas” enfatiza Narciso.

Lo que la diferencia de las otras ingenierías es su versatilidad para abarcar varios procesos. Dependiendo de la especialización, el ingeniero industrial es capaz de desenvolverse en diferentes ambientes y en ese sentido la posibilidad laboral es amplia. En el caso de Narciso, los procesos educativos son parte de su día a día. El atiende procesos de matriculas, de admisión, de relación de servicios a la industria, entre otros.

Campo laboral

 Siempre le llamaron la atención los profesores con corte ejecutivo. La habilidad de tomar decisiones, resolver problemas y reaccionar frente a diferentes situaciones era lo que él quería lograr. Luego de haber trabajado en diferentes empresas y universidades Narciso puede afirmar con satisfacción que todo se lo debe a su carrera.

Narciso ha trabajado en diferentes empresas vinculadas al rubro educación. Dentro de ellas se encuentra la PUCP, donde se desempeñó en la Dirección de Recursos Económicos como asistente de la dirección. De la misma manera, ha trabajado en la UPC como responsable de la carrera de ingeniería industrial logrando aumentar la cantidad de alumnado y posicionando a la carrera como una de las más cotizadas de la universidad.

Actualmente es Director Académico General de Tecsup, un tecnológico dedicado a carreras de ingeniería. Para Narciso, tener el conocimiento no es suficiente, uno debe saber manejar y liderar, pero sobre todo comunicarse. La comunicación en un puesto como el suyo, y para cualquier ingeniero es vital.  “Puedes ser un súper ingeniero, pero si no sabes comunicarte, estas destinado al fracaso” enfatiza.

La toma de decisiones y resolución de problemas inmediatos son parte de su rutina. Si bien se rige de un plan anual, siempre existen imprevistos que requieren de soluciones inmediatas y eficaces. Como Director se encuentra a cargo de las diferentes sedes de Tecsup. Su responsabilidad es manejar la parte académica de los institutos en Arequipa, Trujillo, Huancayo y Lima.

Todo se lo debe a su carrera. La ingeniería industrial le ha permitido desarrollarse como profesional y experimentar en diferentes trabajos. “Viajes, conocimiento, amigos, contactos en el mundo. Todo por mi trabajo. Todo por la carrera que escogí” acota.

El futuro es digital

Narciso sabe que la gente necesita herramientas que les permitan aprender rápidamente, porque las cosas cambian. El mundo cambia muy rápido. Para él, el futuro no está en los idiomas, sino en los códigos. Con el desarrollo tecnológico es importante este tipo de conocimiento para comprender lo que sucede a nuestro alrededor. “Una vez se dijo: los que no saben idiomas no pueden andar en este mundo. Bueno, hoy en día, eso no es suficiente. Ahora hay que tener un código porque el mundo viene programable” explica.

“La física del Futuro” de Michio Kaku muestra cómo será el futuro de aquí a 100 años. Las diferentes actividades que realizamos serían mucho más sencillas y prácticas con el avance tecnológico. Actividades como prender la televisión con la mirada, se concretarían gracias a profesionales que un día las imaginaron.

Para Narciso, la realidad que se presenta en el libro no es tan lejana. Con el desarrollo de Internet cada vez es más importante y necesario desarrollar habilidades digitales para desenvolvernos en un mundo que apunta a lo digital. Hoy en día se pueden estudiar carreras desde casa y especializarte en herramientas que permitan trabajar. Eso se debe a que las personas apuntan a lo funcional y práctico. “El mundo va a ser digital. Si no tienes habilidades digitales te estás aislando del futuro. El futuro no va a ser tuyo” señala.

Pero en un mercado laboral donde todos los egresados tienen los mismo conocimientos, son los valores los que marcan la diferencia. Narciso reconoce y enfatiza en la importancia de las competencias blandas, pues son estas las que te permiten crecer pero también destacar. La ética y los valores siempre han sido importantes, sobre todo en entornos complicados y son estas características las que el mercado reconoce como un diferencial.

“Competencias socio emocionales de trabajo en equipo, orientación al logro, honestidad, puntualidad, solución de problemas, son cosas que el mercado valora. La ciencia y la tecnología se vuelve un comodity porque todo el mundo estudia los mismos libros. Todos hacen los mismos laboratorios y estudian con autores parecidos” señala.

Consejos

 Hoy en día existe una oferta mucho más amplia para desarrollarse profesionalmente. Una carrera te da un marco para entender el mundo y te da una perspectiva sobre las cosas. Deben tomar las cosas con calma. Enfóquense en lo que les gusta y en encuentren su elemento. Busquen lo que les gusta hacer y de ahí busquen donde.

Diana Castro