Nadya Padilla Reyes

“La antropología te permite tener información mucho más real sobre cualquier situación”

Especialidad: Antropología

Nadya Padilla es Licenciada en Antropología por la PUCP. Se ha especializado en la construcción y aplicación de instrumentos cualitativos en la investigación social y de mercados. Desde hace cinco años labora en investigación de mercados y marketing. Actualmente, se desempeña como Senior Research Executive en Kantar Millward Brown.

La Antropología y sus inquietudes

Desde que estaba en la secundaria, sabía que el campo de las ciencias sociales sería lo suyo. Al no estudiar la realidad social peruana a profundidad en el colegio y no comprender completamente por qué la gente protestaba en el 2000, tenía la necesidad de llegar a la raíz del problema. Nadya deseaba descubrir qué era lo que hacía que las personas piensen diferente, por qué existían diversas culturas o maneras de manifestarse. “Quería que la carrera que estudiara me brinde herramientas para entender ese momento político de protesta contra la corrupción que vivíamos”, afirma.

Ingresó a la PUCP por Sociología, pero sentía que los temas que veía no la llenaban completamente. En Estudios Generales Letras llevó materias como ‘Temas de antropología urbana’, conversó con docentes y se dio cuenta de lo que realmente quería estudiar. En ese curso revisó temas relacionados a entender comportamientos de jóvenes y grupos urbanos. Esto le fascinó y optó por cambiarse a Antropología, pues le permitía entender de una manera más objetiva cómo la cultura influenciaba los comportamientos de los grupos que componen la sociedad.

Nadya no volvió a dudar. “Siempre he pensado que la antropología es una formación para la vida, independientemente de que esto tenga una retribución económica o logres tener puesto en una gran empresa”, señala. Ella afirma que esta carrera le ha permitido ponerse en el lugar del otro, ver el mundo con ojos que no juzgan, tener menos prejuicios y abrirse a otras maneras de pensar. “Te ayuda a ver que otras formas de vivir también son posibles y que no todo acaba en Lima”, sostiene.

Tras escuchar su experiencia, queda claro que la empatía es indispensable para desarrollarse como profesional de la antropología. Actualmente se dedica a la investigación de mercados y aunque muchos no lo crean, esta característica es clave en dicha área laboral.

Incursionando en nuevo nicho: La investigación de mercados

Su perfil rompe con el clásico estereotipo del antropólogo y ella está convencida de esto. Su trabajo escapa a lo más clásico: “trabajar en zonas rurales y dedicarse a exclusivamente a temas de desarrollo social”. Existen muchos prejuicios respecto a este tipo de desempeño en la academia, puesto que “de alguna manera estás favoreciendo a las grandes industrias para que generen más rentabilidad y logren que la gente siga comprando algún producto o marca. Al menos así se pensaba antes. Ahora veo más colegas en esta rama”, agrega. Y es cierto, hoy los antropólogos son más demandados en estas áreas, pues las grandes empresas o agencias que hacen estudios de mercados buscan conocer a profundidad al consumidor, saber qué sienten, qué piensan y qué es lo que los motiva a optar por un producto, marca o servicio.

Nadya tiene cinco años de experiencia en el campo de la investigación de mercados, pero sus primeros trabajos estuvieron relacionados a proyectos realizados por ONGs. También participó en consultorías de manera independiente. Siempre investigando, haciendo trabajo de campo, viajando al interior del país, en constante contacto con la gente. Sin embargo, hubo un momento en el que deseó buscar un trabajo estable que le permitiera quedarse en Lima. A través de la Bolsa de Trabajo PUCP, consiguió el primer trabajo en el rubro que se especializó. “Empecé en el 2012, este trabajo me permitió tener estabilidad económica, ganar cierto expertise y sentir que estoy aportando”, señala. Esta antropóloga comenzó en Arellano Marketing en el área de operaciones cualitativas: se encargaba de gestionar el desarrollo de los focus group y entrevistas, así como de coordinar el reclutamiento de los perfiles requeridos para los distintos estudios. Dicha experiencia le permitió entender la lógica de este nuevo mundo. Posteriormente, alcanzó posicionarse en el área de estrategias de marketing, donde pudo desarrollar al máximo su formación y potencial analítico, además de trabajar en conjunto con del área comercial

Para ella, el aporte clave de la disciplina en este ámbito es la metodología, ya que le permite acercarse a fenómenos y a personas de una manera peculiar. “Toma en cuenta la parte subjetiva, las raíces y el pasado. Incorpora técnicas cualitativas, hace acompañamientos, entiende contextos, entabla una relación horizontal con la persona. Te permite tener información mucho más real sobre cualquier situación, lo que hace que las acciones que vayas a tomar tengan un impacto mucho mayor”, indica.

Nadya halló en este nicho lo que no encontró en la investigación social: “En la investigación de mercado y marketing logras resultados. Me llena ver que doy una recomendación y es efectiva. Las empresas  y clientes toman una decisión en base a lo que les recomiendas. Contrario a lo que vi en mi experiencia en la investigación social, todo quedaba en informes y reportes que no llegaban a ser aplicados”, recuerda

Lo vivió de cerca cuando una asociación de cafetaleros de Jaén acudió a la empresa para para abrir su cafetería. Buscaban información para saber cuál era la mejor ubicación, cuál podía ser su concepto, a qué público debía dirigirse, cómo tenía que ser su comunicación para tener éxito y ser rentable. Trabajó en ello. “Les brindamos la información que necesitaron para que las probabilidades de éxito se incrementaran. ¡Hoy la cafetería existe y las veces que he ido la he visto llena!. Lo bueno de trabajar en empresas privadas es que sabes que los resultados se van a ver”, comenta.

Hoy labora en Kantar Millward Brown realizando múltiples actividades: desde generar propuestas que busquen responder las inquietudes de los clientes, proponer técnicas y metodologías para abordar la investigación, hasta realizar el trabajo de campo (etnografías, entrevistas en profundidad, focus groups). Considera que es un trabajo demandante, pero a la vez  gratificante.

En un futuro, desearía poder independizarse y apoyar con sus conocimientos a que pequeñas empresas -que no pueden acceder a las grandes consultoras- sean competitivas, trabajen su imagen para que tengan un posicionamiento en el mercado y logren llegar a sus potenciales consumidores o usuarios de la mejor manera. “Me gustaría aplicar mis conocimientos en investigación de mercado y marketing a través de la asesoría a pequeñas empresas que busquen no solo un desarrollo económico, sino también social” , agrega.

Consejos

Deben estar dispuestos a todo, a poder desenvolverse en cualquier ámbito, ya sea rural o urbano, en una empresa del sector público o privado. La formación que nos dan nos permite eso, desenvolvernos en todos los rubros, aprender y tener siempre la capacidad para adaptarnos a cualquier contexto. No se preocupen tanto por la competitividad académica que está en esta burbuja que es la universidad. Hay cosas interesantes más allá de la PUCP que no se rigen por las buenas calificaciones. Al salir, no tengan prejuicio en explorar los distintos ámbitos en los que no nos habían recomendado laborar o en los que no nos habíamos imaginado desarrollarnos.

 

Por Daggiana Gómez
Lima, febrero 2017