Nadia Castro Delgado

La carrera me abrió las puertas de un mundo más dinámico y más enérgico

Especialidad: Comunicación para el Desarrollo

Desde que tenía la edad de cinco años Nadia Castro Delgado quería ingresar a la Pontificia Universidad Católica del Perú. Este entusiasmo se debía a que parte de su familia había egresado de esa casa de estudios y a que sus padres la animaban a seguir la carrera de Gestión y Alta Dirección. Pero, a diferencia de lo que querían sus padres los temas de administración no le apasionaban así que, una vez terminado el colegio y realizado su meta de ingresar a la PUCP, escogió la carrera de Publicidad como especialidad. Para ello, todo estudiante admitido a la universidad tiene que llevar dos años de estudios generales y tres años de especialización.

Durante su estadía en la Facultad de Estudios Generales Letras formó parte de la Oficina de Promoción Social y Actividades Culturales (Oprosac) y estuvo encargada de organizar actividades que tuvieran impacto en la comunidad universitaria. En esta oficina, Nadia disfrutó el ser partícipe de la organización de eventos como la Semana de la Igualdad o la Semana del Medio Ambiente.

No fue hasta luego de su tercer ciclo de universidad que, animada por una compañera, decidió cambiarse a la carrera de Comunicación para el Desarrollo.

Luego de egresar en diciembre del 2012, Nadia continuó su formación estudiando un diplomado en Recursos Humanos en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC). También llevó un curso de Comunicación Interna y otro de Redacción Profesional en la Universidad San Martín de Porres (USMP). Así mismo, complementó sus estudios con cursos de Excel en Cibertec y un curso de Diseño Gráfico en IPAD. Durante el 2015 llevó una especialización en Happy Management-Psicología Positiva en la Universidad Tecnológica de Monterrey de México.

Seis años de experiencia

La experiencia de Nadia bordea los seis años: tres de los cuales los ha llevado durante su etapa de practicante y los tres restantes propiamente como profesional. La carrera la ha llevado a trabajar en APOYO Consultoría durante año y medio, luego se desempeñó en Aceros Arequipa por la misma cantidad de tiempo. Una vez terminada la carrera ofició como Analista de Comunicaciones nuevamente en APOYO Consultoría; más tarde laboró en el área de Recursos Humanos para el Grupo Intercorp, en donde asistió a la empresa Oechsle y Financiera Uno. Desde octubre del 2015 ejerce el cargo de Coordinadora de Comunicaciones Internas en LATAM Airelines Perú.

Allí se ocupa de trabajar en la comunicación transversal de la compañía, reforzar la cultura organizacional e identidad corporativa así como responsabilizarse de los canales de comunicación interna como reuniones de baja de información, revistas, boletines, portales en internet y mailings. También se ocupa de trabajar campañas ad hoc para las diferentes áreas de la empresa. En  paralelo también trabaja para la Pontificia Universidad Católica como Jefa de Prácticas del curso de  Comunicación Organizacional

El perfil profesional de un comunicador para el desarrollo:

Según Nadia una persona indiferente e insensible con su entorno no es compatible con la carrera de Comunicación para el Desarrollo. Al contrario, para esta carrera es necesario tener una mente abierta y flexible; ser empático y poseer una sensibilidad por la problemática nacional e internacional.

Además de este perfil. Nadia resalta la importancia de las habilidades que debe tener un egresado de esta carrera: “Lo que yo le digo a mis chicos es que tienen que complementar y reforzar sus estudios de pregrado con cursos de especialización. Por ejemplo: cursos de Excel, presentación efectivas, redacción, diseño gráfico entre otros”, menciona.

El mercado laboral:

“Las oportunidades en las ONGs escasean cada vez más”, afirma Nadia. Sin embargo los puestos de trabajo para esta carrera son diversos. Muchos compañeros y amigos de Nadia laboran en empresas como Nestlé, Telefónica, BBVA Continental y hasta en mineras, pasando por agencias de publicidad, marketing, proyectos sociales y productoras de eventos.  Pese a ello, Nadia recuerda que es sumamente necesario complementar  los estudios de la universidad para así poder ser un profesional cada vez más empleable. “Lo que tiene que darse cuenta la facultad es que muchos de los egresados de Comunicación para el Desarrollo trabajan en sectores empresariales y no necesariamente en el Estado u ONGs. Por eso yo creo que debe ajustar un poco más la curricula de la carrera para así ormar comunicadores para el desarrollo que se puedan desempeñar en la mayor cantidad de sectores posibles”, agregó.

Una dificultad que encuentra Nadia sobre su profesión es que la carrera es relativamente nueva y aún no posee una credibilidad ganada como otras carreras (Derecho o Ingeniería, por ejemplo). Otro inconveniente que encuentra es la falta de capacidad que tienen los comunicadores para poder medir y evaluar el impacto que haces.

Por otro lado una de las satisfacciones más grandes que ha tenido durante sus años de experiencia profesional es que ha podido generar mejores ambientes de trabajo a través de la comunicación, camaradería, credibilidad, respeto y confianza.

Comentarios finales:

“Siempre recomiendo a los alumnos que busquen practicas pre profesionales ni bien puedan, porque así ganas experiencia, conoces distintas realidades y generas contactos. También refuerzo la importancia de complementar los estudios de pregrado para así poder diferenciarte del resto y ser un profesional cada vez más empleable”, concluyó.

Por Jorge Madico
Lima, julio 2016