Martín Malaspina Quevedo

Martin Malaspina

“La carrera de psicología te forma, sensibiliza y da una manera de ver la vida”

Especialidad: Psicología Social

Martín Malaspina es egresado de la especialidad de Psicología Social de la PUCP. Realizó Diplomados en Estadística Aplicada y en Monitoreo y Evaluación de Proyectos y Programas Sociales en la PUCP. Actualmente es estudiante de la Maestría de Psicología Educativa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Se especializó en temas educacionales, sociales, estadística, psicometría, medición y evaluación. Cuenta un amplio interés y experiencia en trabajos de orientación social y educativa: en medición y evaluación educativa, en educación matemática y estadística, en capacitación de profesores de educación primaria, en monitoreo y evaluación de proyectos sociales y en estudios de opinión pública.

Martín cuentan con un amplia experiencia en el ámbito educacional. Ha trabajado en diferentes programas a lo largo de su carrera y cada uno de ellos le ha permitido crecer como profesional pero también como persona. El gran reto que afronta es poder ayudar a las personas mediante su trabajo y poder acercarse a ellas, ya no como un niño que hacía voluntariado sino como profesional. Son esos pequeños detalles como el abrazo de un niño o el agradecimiento de un padre de familia su mayor satisfacción.

Desde sus inicios como psicólogo se sintió afín a los temas vinculados a educación. Su previa experiencia en voluntariados le había permitido conocer realidades de colegios donde la psicología podía ayudar de la mano de la matemática. La relación entre ambas especialidades se convirtió en la principal herramienta de Martín para ayudar a las personas.

Siempre le gustaron las matemáticas, por lo que cuando terminó el colegio lo más lógico era seguir una carrera en ciencias. Ingeniera Civil fue su primera opción. Ingresó a Estudios Generales Ciencias en la PUCP y comenzó la carrera. Todo iba bien pero conforme avanzaba se daba cuenta que ingeniería no era para él. Pero es cuando inicia sus prácticas que termina por convencerse que no estaba estudiando la carrera correcta.

Un mundo diferente

Así como muchos estudiantes, Martín sufrió una crisis vocacional y decidió acudir a sesiones psicológicas dentro de la PUCP. Durante estas sesiones nace su interés en la psicología. Antes de cambiarse de carrera comienza a investigar y descubre un “mundo diferente” en la psicología. “Me pongo a explorar bastante sobre la carrera y descubro que hay un componente bien interesante y que era afín a mi. Era la parte más de investigación cuantitativa ligado a cuestiones de estadística” afirma Martín. En psicología encuentra lo que había estado buscando. Una carrera que combine lo mejor de su estadía en ciencias y el aspecto social de psicología. Y fue una buena decisión.

La empatía y la estabilidad emocional son unas de las principales características que todo psicólogo debería tener. “La carrera de psicología te forma, te sensibiliza y te da una manera de ver la vida y la realidad social pero es importante tener sensibilidad, bastante inteligencia emocional y saber regular nuestras emociones. La estabilidad emocional es súper importante” enfatiza Martín.

En el caso de Martín, desde muy pequeño poseía estas características. A lo largo de su educación secundaria tuvo la oportunidad de participar en diversos voluntariados y cada uno de ellos le permitía conocer otras realidades. Esa sensibilidad y empatía que desarrolló durante esa etapa le permitió desenvolverse en el ámbito de la psicología.

Variedad de oportunidades laborales

La carrera de Psicología cuenta con tres menciones: Psicología Clínica, Psicología Social y Psicología Educacional. Atrás han quedado los prejuicios de que los psicólogos trabajan en un consultorio con un diván. Hoy en día el campo laboral es muy amplio y variado. Martín recalca que solo en su caso se ha encontrado una variedad de oportunidades laborales y gracias a ello hoy en día se ha relacionado con aspectos educacionales.

Ha trabajado como jefe de práctica de la carrera de Psicología pero también en diferentes programas educativos como Construyendo Escuelas Exitosas de IPAE, Matemática para Todos del Instituto Apoyo y actualmente se encuentra realizando una consultoría para la Dirección de Servicios Educativos en el Ámbito Rural del Ministerio de Educación.

“El objetivo es mejorar los logros y aprendizajes de los niños de zonas rurales tienen primara multigrado. Se busca juntar fuerzas con el sector público y con ONGs para que puedan implementar propuestas en algunas escuelas, seleccionadas previamente, y desde el ministerio haremos seguimiento a estas intervenciones para saber si lo que se está haciendo realmente le sirve a los niños” explica sobre el trabajo de consultoría que realiza.

La psicología y el voluntariado

Durante su etapa escolar, Martín siempre participó de diversos voluntariados. Fue en su colegio donde nació ese sentimiento de responsabilidad social y ayuda a los demás. Eran esos pequeños momentos que compartía con las personas que ayudaba los que marcaban cada una de esas experiencias. “De chico me llevaban a ayudar a asilos y me gustaba bastante. Me gustaba que dentro de lo que poco que sabía, podía ayudar a esas personas con un momento de bienestar”, señala Martín.

En psicología vuelve a encontrar la actividad que tanto le gustaba y había dejado de lado. Podía combinar las cosas que más le gustaba: la matemáticas y el voluntariado. “Había hecho mucho trabajo de voluntariado y extrañaba esa parte más social cuando estaba en ciencias. Sentí que esta carrera me ayudaba a integrar estos diferentes aspectos de mi vida con mi carrera profesional. Ahí decido meterme de lleno a psicología” explica. Es así que Martín regresa al voluntariado pero esta vez con más experiencia y con toda una formación que lo ayuda a implementar mejores dinámicas para ayudar a las personas.

Esto se puede ver materializado, hoy en día, en la ONG que formó con un amigo. Pequeños Maestros: la dificultad es tu ventaja es el nombre de la ONG que promueve el uso de el ajedrez como herramienta que ayuda a desarrollar las habilidades cognitivas y socio emocionales en lo niños. “Comenzamos trabajando con niños en Ventanilla y la idea era enseñarles ajedrez de una manera muy lúdica, con música, dibujos, historias” comenta.

Consejos

Vean siempre el lado positivo de las cosas, en esa búsqueda sean audaces, sean pro activos, siempre propongan cosas y siempre busquen un aprendizaje en cada lugar al que van, no se desconecten tanto del ámbito de investigación. No se olviden del pensamiento que te da psicología, la mirada de investigador te puede ayudar a mantener una mirada crítica, y siempre mantengan lo que aprendieron en la carrera. No se desconecten mucho de la universidad, la comunidad PUCP siempre ayuda de alguna forma. Regresan para enseñar o para ser jefes de práctica. En mi caso eso me ayudo mucho.