Manuel Belaochaga

Mi carrera me ha dado la base de lo que soy actualmente

Especialidad: Ingeniería Electrónica

El día miércoles 18 de mayo Manuel Belaochaga despertó a las 6 de la mañana, fue al gimnasio a entrenar una hora e inmediatamente después fue a Lurín a supervisar las instalaciones de San Fernando, empresa productora y comercializadora de pollos, pavos, huevos y cerdo y distintos productos procesados. Eran las 10 de la mañana cuando llegó su oficina en el área de mantenimiento. Aquella misma oficina que, unos años atrás solo laboraba él. Hoy en día la misma área está compuesta por ciento noventa personas. “Hemos ido armando el área y tomando las cosas de a pocos”, afirmó.

Los inicios:

La carrera que había elegido Manuel para su vida se mantuvo clara de principio a fin. Durante su etapa escolar  tuvo la oportunidad de conocer a distintos profesionales, uno de ellos quien laboraba dentro de una laboratorio biomédico como ingeniero de mantenimiento de las computadoras que ahí se utilizaban.

Durante su etapa universitaria, y como alumno de la PUCP, observaba que la carrera propuesta por la universidad se enfocaba mucho en el aspecto técnico sin incidir en otros aspectos de la carrera como la parte de gestión. Años más tarde, desempeñándose profesionalmente, el tiempo se encargó de darle la razón en algunas cosas: “cuando terminas la universidad y te dan un trabajo de responsabilidad para dirigir gente no sabes cómo hacerlo”, es ahí donde uno advierte que la universidad brinda herramientas para tener conocimientos sólidos y así poder traducir conceptos que se encuentran en un lenguaje ingenieril a un lenguaje más común y menos técnico que requieren los clientes; por ello, para un mejor entendimiento, es bueno poder adaptarse a las personas.

La trayectoria de un profesional:

Egresado de la carrera de Ingeniería Electrónica en el año 1997, hace 19 años, Manuel Belaochaga empezó trabajando en una empresa llamada Cobres Laminados S.A. encargada de producir, entre otros artículos, láminas para fabricar monedas. Como muchas empresas a finales de los noventa, tenía una situación económica frágil y uno de los principales objetivos dentro de la gestión de un joven ingeniero Belaochaga era asegurar la continuidad de la producción. “No puede parar. Esto involucra que uno tiene que meter mucho las manos a la obra y dejar de ser el jefe que da instrucciones, para ser parte del equipo que hace las cosas, y eso significa estar hombro a hombro con el electricista, con el trabajador”.

Tiempo más tarde, Belaochaga se desempeñó profesionalmente en la fábrica de llantas Goodyear, donde empezó de ingeniero electrónico a cargo del mantenimiento de los equipos de manufactura de neumáticos y proyectos vinculados al crecimiento de la planta. Goodyear abrió nuevas posibilidades de especialización en electricidad y energía, durante los 8 años de trabajo dentro de la fabricadora de llantas llegó a hacer una carrera, llegando a ocupar el puesto de Gerente de Área de Ingeniería, puesto que veía el mantenimiento, proyectos, servicios generales y almacenes de la planta.

En el año 2008 el ingeniero Belaochaga se trasladó a la productora de alimentos de consumo, Kraft, como Gerente de Mantenimiento. Dicho cambio es descrito por él mismo como una oportunidad de ver un proceso diferente y trabajar bajo normas distintas: “Pasar a hacer llantas a hacer alimentos te cambia la perspectiva, te cambia la forma de ver las cosas”. Su nuevo trabajo comprometía no solo sus labores dentro de la empresa, sino su compromiso con los consumidores porque “los consumidores finales son muy sensibles: niños y ancianos que se llevan a la boca nuestros alimentos, la seguridad alimentaria es una prioridad”. El ir acumulando no solo conocimiento sobre máquinas, sino también de otros procesos de manufactura y temas diferentes como inocuidad, seguridad alimentaria y buenas prácticas de manufactura fueron redondeando su experiencia como ingeniero, asentándolo como gestor.

La siguiente etapa de su trabajo fue en Impala, el brazo logístico del grupo Transfigura “uno de los mayores traders de minerales y petróleo del mundo”. En dicha empresa se encargó de la Gerencia de Servicios: mantenimiento, compras, servicios generales y la flota de equipos pesados. “Era una experiencia en la que tenía que coordinar la gerencia al más alto nivel y buscar un cambio cultural en el equipo de trabajo. Tenías que tratar mucho con gente, con sus problemas, necesidades y creencias. A diferencia de la primera empresa, en el rubro minero sí tienes recursos económicos. Ahí no tienes excusa para no hacer las cosas, porque las restricciones son muy pocas”.

Los últimos tres años lo llevaron de vuelta al sector alimentos, apostando por la conocida marca San Fernando, donde no solo maneja la gestión de mantenimiento sino también le han asignado la responsabilidad de manejar las compras de la compañía. Una vez más, el reto fue formar un departamento desde el principio, diseñando la estructura y las políticas de trabajo.

Una perspectiva del mercado laboral

Para Manuel Belaochaga la oferta laboral para los ingenieros ha crecido a pesar de que la industria se haya retraído por motivos como la baja en el precio de los metales y la postergación de proyectos mineros grandes. Para el Ingeniero Belaochaga: “hay bastantes profesionales en el mercado, pero pocos especialistas”. Para el caso del ingeniero electrónico los puestos de trabajos se encuentran en diversos sectores que van desde los equipos médicos, de control, comunicaciones y el mantenimiento de distinto tipo, dentro de los cuales está la automatización. Asimismo, “se puede trabajar tanto en el área comercial proveyendo equipos, en el área de servicios o proyectos, instalándolos o en el área de mantenimiento como el que mantiene la operación; los tres ámbitos requieren los mismos conocimientos, pero competencias diferentes, los tres son apasionantes y dan lugar a labrar una carrera”. La ingeniería electrónica es más vasta de lo que fue hace casi 20 años atrás. “Ha cambiado bastante, existe una electrónica dedicada a la investigación y que existe un área que está más dedicada hacia el tema de la aplicación que es donde yo trabajo, algo que nos ha puesto a la par con cualquier otro lugar del mundo es el acceso a la información, ahora los estudiantes y profesionales tienen acceso a toda la información con un click, hace 20 años tenías que esperar que lleguen los artículos”, agregó Belaochaga.

Atentamente para los futuros ingenieros electrónicos

“Les aconsejaría que busquen y prueben nuevas oportunidades; que traten de ver las cosas desde abajo, eso te enriquece mucho como profesional. Que lleguen a entender el origen de lo que tienen entre manos, de los procesos, porque para poder gerenciar, se debe tener experiencia en el hacer. Cuando saber hacer, vas a poder planificar o dirigir de una mejor manera. Por último y fundamental: No decir que no a ningún reto”, concluyó.

Por Jorge Madico
Lima, mayo 2016