Katterine Sanchez

“La formación académica en la carrera me enseñó sobre todo a ser muy analítica, competencia indispensable en mi puesto”

Especialidad: Ingeniería Informática

Katterine Sanchez es egresada de la carrera de Ingeniería Informática de la PUCP. Cuenta con un Máster Especializado en Administración y Habilidades Directivas del CENTRUM Graduate Business School. Del mismo modo, cuenta con amplia experiencia como Líder de Proyectos Comerciales y Analista Funcional de Negocios de empresas a nivel transnacional. Tiene formación basada en culturas organizacionales sólidas, enfocadas en el liderazgo y promoción de la responsabilidad individual por el desarrollo, así como, la generación de valor mediante analítica de datos, optimización de procesos y gestión efectiva y eficiente de los proyectos a cargo.

A los 12 años, Katterine tuvo su primera computadora. Su mamá le había comprado “una 486 que tenía que iniciar vía diskettes de 5 ¼’’ de DOS” explica. Ella sabía que la “tecnología era el futuro” y sin duda, quería formar parte de ese futuro. Para Katterine, la carrera de ingeniería le daba “la posibilidad de conocer cualquier proceso dentro de una organización, y ser agente de cambio proponiendo casos de negocio que cubran oportunidades de mejora detectadas” recalca.

Es importante que todo profesional cuente con pasión y motivación. Por otro lado, es fundamental que “cuente con espíritu de colaboración, habilidad análitica, actitud de servicio y liderazgo” acota. Son estas habilidades las que le permitirán al ingeniero destacar y desenvolverse como un excelente profesional en su materia.

En ese sentido, para Katterine siempre fue importante tener claro lo que quería y lo que no quería hacer con su especialidad. Es por ello que mientras buscaba prácticas pre profesionales, las filtraba de tal manera que las empresas o los puestos respondieran a sus intereses. El vital no olvidar ello, pues el filtrar las prácticas te permite ir delimitando tu línea de carrera desde el principio. 

El mercado busca profesionales versátiles

Para Katterine, hoy en día, el mercado busca profesionales versátiles, “que saquen lo mejor de sus competencias aprendidas para adaptarlo a las necesidades de roles y funciones cambiantes, según la pauta que el negocio vaya dando” indica. Por otro lado, reconoce dos características fundamentales, no sólo para su carrera sino para todas las profesiones. La empatía y la seguridad en sí mismo. La confianza en uno mismo, es fundamental a la hora de ejercer funciones. “Nadie confía en un profesional que no confía en sí mismo” enfatiza. 

“¡Definitivamente es una carrera versátil! Dependiendo del rubro de la empresa en la que estés laborando y las áreas de atención asignadas puedes conocer procesos, culturas organizacionales y estilos de trabajo muy variados” añade.

Esto le ha permitido tener un amplio espacio para desenvolverse como profesional y lograr sus objetivos. Katterine recuerda su primera convocatoria como un proceso de selección durísimo. Este consistió en “demostrar habilidades blandas y cualidades para trabajar en equipo en dinámicas personales y grupales” señala. Tras demostrar sus capacidades, Katterine ingresa como practicante pre profesional a una tabacalera e inició su carrera como Analista de Negocio y Líder de proyectos (Business Analyst – Project Manager).

A pesar de ello, Katterine se enfrentó al hecho de estudiar una carrera, por lo menos en ese tiempo, orientada al género masculino. Ella sabe que la situación actual es completamente diferente, lo cual le resulta prometedor. “Hay mucho prejuicio sobre si una mujer puede dar la talla a nivel intelectual y profesional en una rama tradicionalmente orientada al género masculino como es la ingeniería. El escenario no fue distinto cuando busqué oportunidades laborales, incluso una vez conseguido el puesto de trabajo, debía “demostrar” mi capacidad ante un equipo de trabajo donde era la única mujer, para obtener el respeto y valoración respectivas” indica.

Experiencia profesional 

Katterine inició a trabajar desde muy joven, lo cual le permitió desenvolverse y desarrollar capacidades de “comunicación e interacción a todo nivel”. Dichas habilidades le permitieron destacar como líder de equipo en trabajos dentro de la universidad. Si bien, ella reconoce que fue complicado estudiar y trabajar, sabe que dicha experiencia enriqueció su perfil como ingeniera.

Tras su salida de la tabacalera, la invitaron a formar parte del proceso de selección para conformar el nuevo equipo de TI para la unidad de negocio de Perú en Yanbal International (Unique). Actualmente, lleva 11 años trabajando para Yanbal International como Senior de Análisis de Negocio y Líder de Proyectos Comerciales.

Ella se encarga de “dar claridad a las decisiones de negocio y asistir a los participantes a entender el rol que juegan respecto de los objetivos de la organización. Como analista de negocio debo de estar preparada para actuar como facilitadora para ayudar a los stakeholders a superar este reto” afirma. Dentro de toda su experiencia profesional, Katterine rescata el papel de los líderes que ha tenido o tiene. “Definitivamente un profesional crece en la medida del coach que lo tenga a cargo” señala. Es por ese motivo que ella busca retribuir mediante su participación en voluntariados académicos y empresariales.

Consejos finales

“Mi consejo para los profesionales próximos a egresar o recién egresados es que no busquen especializarse en temas técnicos, sino más bien se formen como “gestores / facilitadores”. Su perfil debe estar orientado a cómo agregar valor a través de un enfoque de negocio. Adicional a ello, den prioridad a la construcción de una buena red de contactos. Hacer networking hoy en día es básico, ya que la mayoría de colocaciones profesionales que se buscan inicialmente es a través de referencias personales” destaca.