Karla Ramírez

Lo importante es que hagas algo que te guste y que le pongas empeño estudiando y aprendiendo

Especialidad: Derecho

Karla Ramírez es abogada de la PUCP, hizo una maestría en Gestión de Políticas Públicas en la Universidad Villareal, un diplomado en la UPC y, además, ha llevado cursos en la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas de la PUCP. Actualmente, trabaja en el Ministerio de Economía y Finanzas, aunque también ha estado en el Ministerio de la Producción y en el Ministerio del Interior.

Una carrera versátil

Karla Ramírez es abogada y la actual Asesora de la Oficina General de Enlace del Ministerio de Economía y Finanzas. Cuando terminó el colegio, Derecho fue su primera opción, porque le pareció una carrera que le daría facilidad para hacer varias cosas sin encasillarse en una sola. Su segunda opción era Psicología, pero, a medida que fue llevando más materias y conociendo más los temas de Derecho, quedó convencida de que eso era lo suyo.

Una de las cosas que descubrió de la carrera fue que no siempre era cierto lo que muchas personas le habían comentado sobre el perfil que debían tener los abogados, quienes supuestamente debían ser sobre todo muy habladores. Para ella, ese no siempre era el caso. Con respecto a eso, nos comenta su propia experiencia: “Yo reconozco que recién cuando empecé a trabajar acá me he soltado más, pero antes era bastante tímida, y yo creo que eso no te quita el que seas un buen abogado”. “Lo importante es que hagas algo que te guste y que le pongas empeño estudiando y aprendiendo, pues en tanto lo hagas con entusiasmo, desenvolviéndote de acuerdo a la base de conocimientos que tienes, que es bastante grande, ya el resto se irá dando”, agrega.

Su experiencia en el sector público

La Oficina General de Enlace del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), en la que actualmente trabaja Karla, está estrechamente ligada a otras instituciones gubernamentales. Esta se encarga de darle una revisión final a las normas antes de que las vea el Ministro, para que cumplan con todos los requisitos de legalidad y de forma. Ella personalmente está a cargo de la agenda que este lleva a las sesiones del Consejo de Ministros, para que, con la carpeta que la oficina prepara, pueda exponer las normas que requieren el voto aprobatorio del Consejo.

Un paso previo es la Comisión de Coordinación Viceministerial, que es un tema que ve la Presidencia del Consejo de Ministros, en donde ella es la coordinadora MEF. “Esta es un área básicamente de coordinación”, nos explica, “yo coordino tanto con todas las direcciones de acá adentro, como con otros ministerios y otras instituciones, para que las normas queden listas. Si se requiere algún documento adicional tenemos que pedirlo, si hay algún error tenemos que tratar de corregirlo”.

Su trabajo le gusta porque siempre se inclinó más a temas de gestión que a jurídicos. Además, encuentra gratificante trabajar en el sector público, a pesar de que los beneficios económicos que puede tener son casi siempre menores a los del sector privado. Siempre ha trabajado en instituciones del Estado. Realizó sus primeras prácticas en la Procuraduría del MEF, viendo temas tributarios y judiciales, y, después, trabajó también en la Sunat, en la Municipalidad de Surco, en el Ministerio del Interior y en el Ministerio de la Producción. El sentir que las cosas que hace repercuten directamente en la sociedad es algo que valora muchísimo.

Nos comenta que la desventaja de trabajar en este sector quizás sea el tema político, aunque reconoce que no lo ha vivido de cerca. Los cambios de ministro o de gobierno suelen crear incertidumbre en los trabajadores públicos, sin embargo, respecto de eso comenta lo siguiente: “yo creo que cuando estás bien preparada, cuando sabes tu trabajo y te manejas bien dentro de la institución, una de dos: o te vas a quedar en la misma institución pese a que cambie el ministro o el presidente, o te vas a cambiar rápidamente a otra. Por ese lado yo no le veo problema”.

Hacer lo que te gusta

Karla recuerda que, cuando recién empezó a practicar en la Procuraduría del MEF, una abogada le preguntó, apenas llegó, en dónde se encontraba el número de la resolución. Lo recuerda ahora porque reconoce que hay muchísimas cosas que solo se pueden aprender con la práctica. “Obviamente en Derecho nadie te enseña en dónde está el número de la resolución”, se ríe, “es algo muy simple, pero no se aprende en las aulas, se aprende en la práctica”.

Lo importante, para ella, además de salir a practicar y conocer el mundo laboral de primera mano, es poner mucho empeño y dedicación en lo que se hace, porque las cosas no son siempre fáciles. “Creo que,  a veces, uno puede sentir que no llega a tiempo todo lo que espera, pero yo creo que con esfuerzo y mucho estudio, tratando de estar atentos a todo lo que pasa a nuestro alrededor, captando, aprendiendo de nuestro jefes, de las personas que están más tiempo en el tema en que nos interesa, podemos llegar muy lejos”.

Para ella, es importante, sobre todo, hacer algo que a uno le guste. Cuando todavía era estudiante, caminando un día por la universidad, se topó con una abogada que, cuando se enteró de que iba a Derecho, le habló bien de la carrera y le dijo algo que llamó mucho su atención: “te puedes desarrollar en varias cosas, no solo centrarte en un solo tema, como algunos creen”, recuerda.  Karla escogió el tema que más le gustó dentro de las distintas áreas a las que puede aspirar un abogado, porque al final, para ella se trata de no aceptar presiones y hacer lo que a uno le haga feliz.

 

Por María Claudia Huerta
Lima, noviembre 2014