Jaime Aliaga

“La Ingeniería Industrial no solo te forma para desarrollarte en una planta de producción, sino en cualquier tipo de empresa.”

Especialidad: Ingeniería Industrial

Jaime Aliaga es egresado de Ingeniería Industrial de la PUCP. Realizó una maestría en Dirección de Empresas en PAD-Universidad de Piura. Se especializó en Calidad y Mejora de Procesos. Ha hecho línea de carrera en HERMES Perú, donde trabaja desde el año 2006. Hoy tiene a su cargo la Subgerencia de Procesos Operativos.

Tenía que elegir una carrera. No fue hasta los últimos años de la secundaria que se preguntó a qué se dedicaría el resto de la vida. Los números eran su fuerte, pero no tenía más que esa pista. Las charlas vocacionales despertaron en él las ganas de escoger una carrera. Tuvo la oportunidad de conversar con familiares que estudiaron ingeniería industrial y fue así que descubrió su vocación.

La ingeniería industrial le dio algo que las otras ingenierías no le ofrecían: “La posibilidad de conocer las diferentes áreas de una empresa, lo que además te permite elegir por dónde orientar tu carrera”, afirma. A lo largo del tiempo, Jaime decidió especializarse en temas de Calidad y Mejora de Procesos. “La ingeniería industrial me ha dado las herramientas necesarias para el desempeño y optimización de los procesos de las diferentes áreas de una organización”, comenta.

Jaime tiene una cualidad que se engancha mucho a lo que define como ingeniería industrial y parece indispensable en esta profesión: el sentido crítico, el cuestionar siempre la forma en la que se desarrollan las cosas. Dicha cualidad aporta en su carrera al permitirle evaluar ciertos procesos, sacar conclusiones y brindar soluciones o mejores vías de manejo.

“Esto es importante porque muchas veces en las empresas, especialmente aquellas donde existe personal con bastante tiempo de servicio, suele darse por inamovible la forma en cómo se realizan las cosas por el hecho de que siempre se han hecho así. Ello no permite buscar mejores formas que estén asociadas con los cambios en el mercado, la sociedad, la tecnología”, afirma.

El mundo laboral del Industrial 

Jaime inició su trayectoria laboral en el área de Total Quality Management (TQM) de la Corporación Aceros Arequipa, fue ahí que tuvo la oportunidad de desarrollarse en su especialidad, ya que es una de las empresas que está bien avanzada en temas de calidad y mejora continua. Tuvo a su cargo el programa de sugerencias (Kaizen) que tiene un nivel de participación bien alto en la planta de Pisco. Asimismo, fue responsable de otros programas de Calidad como Grupos de Progreso y Círculos de Calidad, Total Productive Maintenance (TPM) y el Sistema de Gestión de Calidad ISO 9001.

Ya en el 2006, Jaime ingresa a Hermes Transportes Blindados como Analista Senior de Procesos. Es en esta empresa donde, a base de esfuerzo y persistencia, hace línea de carrera. Hoy se encuentra trabajando como subgerente de Procesos Operativos, cargo que requiere mucha responsabilidad. Tiene a su cargo la tarea de dar lineamientos para el desarrollo de proyectos que permiten alcanzar los objetivos planteados en el plan estratégico. Asimismo, debe asegurarse de que se cumplan los plazos, presupuestos y requerimientos.

Por otro lado, Jaime debe guiar al equipo en la definición de los procesos que soportan los servicios que brinda la empresa, de tal manera que se presente al cliente la mejor alternativa de solución a sus necesidades. Para asumir posiciones gerenciales como esta y tener un buen desempeño, este ingeniero afirma que se necesita contar con la condición de líder, una habilidad que desarrolló en la maestría de Dirección de Empresas. “Lo que más valoro de la maestría es que me ha aportado una formación en aspectos de liderazgo, básica en posiciones de mayor jerarquía”, señaló.

Otro aspecto que ha ayudado a este profesional a lo largo de su carrera es pensar de manera creativa, pues al evaluar las necesidades del cliente o de la empresa es importante ver más opciones; y no solo en el plano laboral, sino también personal. “Siempre existen mejores formas para hacer las cosas, pueden existir varias formas de abordar cualquier situación. Para ello, es fundamental darse el trabajo de pensar en forma creativa”, reflexiona.

En el caso de su especialidad, Calidad y Mejora de Procesos, señala que es indispensable manejar herramientas que le permitan realizar análisis. Un ingeniero industrial en esa rama debe dominar Excel, herramientas estadísticas, de simulación, entre otras. Además, debe ser muy observador, tener un espíritu crítico, capacidad de análisis, creatividad y saber establecer una buena comunicación en todos los niveles de una organización.

Su vasta experiencia le ha permitido ser evaluador del Premio Nacional a la Calidad en sus dos categorías: el Premio a Proyectos de Mejora y el Premio a la Gestión de Calidad. Inicialmente evaluó, durante dos años, la categoría de Proyectos de Mejora que premia a aquellos proyectos que, para la solución de algún problema específico, siguen una metodología que presente e implemente soluciones novedosas y de gran impacto.

Posteriormente, evaluó la segunda categoría. Esta cuestiona la forma en que se gestiona una empresa, tomando en cuenta criterios como liderazgo, planeamiento estratégico, enfoque al cliente, recursos humanos, gestión de procesos y medición de resultados. “Como se puede apreciar, los diferentes criterios que evalúa el premio tienen que ver con las diferentes áreas de una empresa, que es en cierta forma lo que se estudia en la carrera de Ingeniería Industrial y, específicamente, en la especialidad de Calidad y Mejora de Procesos”, explicó Jaime.

Una carrera con proyección

En la actualidad, por el número de postulantes y alumnos matriculados de Ingeniería Industrial, podríamos decir que es una de las carreras con mayor proyección y demanda. Es la especialidad dentro de la ingeniería con mayor cantidad de alumnos matriculados (2,724 al 2017-1) y la segunda carrera que cuenta con más inscritos en la PUCP, luego de Derecho . Y no es para menos, pues la Ingeniería Industrial aparece en el top10 de las profesiones mejores pagadas del último ránking realizado por el portal Ponte en Carrera, para ser más específicos, en el puesto siete con un ingreso promedio de S/. 3, 810.

Para Jaime, esto se debería a que todas las empresas, ya sean de manufactura, de servicios, entre otras, requieren personas que las gestionen. Una de las carreras que muestra el funcionamiento de la empresa es, justamente, la Ingeniería Industrial. “Posiblemente los jóvenes se han dado cuenta de que la Ingeniería Industrial no solo te forma para desarrollarte en una planta de producción, sino en cualquier tipo de empresa. Mientras que en el país hayan organizaciones, va a existir la demanda de profesionales de esta carrera”, comentó.

La necesidad de vigencia que tienen las empresas ante los constantes cambios, indica, hace que busquen la innovación y mejores maneras de hacer ciertas cosas. De lo contrario, el destino de estas empresas sería la extinción. “Por esta razón, considero que siempre se van a requerir, en el mercado laboral, profesionales que puedan asumir el reto de mejorar e innovar permanentemente”, acota.

Jaime afirma que las posiciones profesionales a las que uno puede aspirar no dependen de la especialidad, sino de a dónde desea llegar cada persona. Incluso, señala que conoce a personas de diferentes carreras y especialidades que se encuentran en puestos de dirección, por lo que recalca que lo que es importante es la motivación que uno tenga.

Hoy, este ingeniero industrial puede decir que la satisfacción más grande que le ha dado su carrera es poder aportar en el crecimiento de la sociedad desde el alcance y la influencia que tiene. “Creo que en la medida que se hagan mejor las cosas, se va a garantizar la continuidad de una empresa y, por ende, asegurar el sustento de muchas familias que dependen de ella”, indica.

Consejos finales

Nunca dejen de invertir en su formación. Tracen metas de corto y largo plazo en el aspecto profesional. Lo primero que deben hacer es definir en qué desean especializarse y realizar la búsqueda laboral en función a ello. No lo dejen al azar o tomen una decisión evaluando solo el aspecto económico. Recuerden que lo importante es acumular experiencia en lo que uno apunta especializarse.

 

Por Daggiana Gómez

Lima, marzo 2017