Germán Estrada Mendoza

“Cuando te sientes confiado de emprender es porque alcanzaste el punto de maduración”

Especialidad: Economía

Después de haber pasado por empresas como el BBVA y PwC, Germán Estrada decidió realizar una maestría en la Universidad de Notre Dame. Gracias a dicha experiencia decidió dar un paso más en su trayectoria profesional y fue así como fundó 90PCT, empresa con la cual desarrolló TINKU, una start-up que busca solucionar el desconocimiento a nivel tributario del emprendedor peruano.

Reconvertir el perfil y sacar provecho de la formación universitaria

Dicen que uno aprende de los buenos y los malos jefes. “Con los jefes que son intermedios te llevas bien y pasas nomás”, comenta Germán. Uno de los buenos jefes que tuvo le dio un consejo, le dijo que si él era bueno en matemáticas y le gustaba el tema de microeconomía, entonces entrara al sector financiero. Lo intentó pero se dio cuenta de que entrar al mundo de las inversiones y finanzas corporativas era muy difícil. ¿La solución? Reconvertir su perfil.

Consiguió un trabajo en la Escuela de Posgrado de la UPC, luego en el BBVA Continental hasta que llegó a PwC en donde fue el gerente del equipo de valorizaciones de Deals- Finanzas Corporativas. Existe el sesgo de que un financista es racional, muy duro y rápido, pero al final eso no es tan importante como encontrar la manera de calzar en un equipo.

Germán señala que todos los equipos son diferentes y pone el ejemplo de los financieros de Silicon Valley que son muy diferentes a los de Wall Street pero cuando se trata de obtener un contexto más conveniente, ellos encontraban la manera de transformarse y adaptarse.

El perfil profesional de un financista

En ese sentido, un egresado de economía tiene que explotar su valor agregado. “Un alumno de economía ha llevado cursos con un rigor académico alto, ha hecho una pequeña investigación antes de darte una respuesta y muchos tienen la metodología de un investigador”, señala Estrada.

Sobre este último punto, Germán Estrada explica mejor: “Muchos economistas al inicio son investigadores y de alguna forma pasar por esa metodología ayuda a que cuando expliques algo, explicas también las razones y por qué has llegado a esa conclusión. Ese es el método de un investigador”. De la misma forma, Germán aclara que el financiero tiene que poseer dos cualidades: Pensamiento ordenado y disciplina.

Germán Estrada cuenta que algo que aprendió es que “cuando ves el modelo financiero de alguien es como si estuvieses viendo cómo piensa esa persona”. Entonces ahí es importante que todas las ideas tengan un orden lógico y que una idea te vaya llevando a la otra. Asimismo, Germán también resalta que la disciplina supone no solo cumplir con las fechas de entrega sino también estar bien informado o haber leído las noticias antes de decir algo.

Los errores que todo economista tiene que superar

En el error hay mucho aprendizaje, asegura Germán. Y a continuación narra los tres errores más frecuentes a los que se puede enfrentar un recién egresado o alguien nuevo en el mercado laboral.

El primer error es el de no ser autosuficientes o tener un número o una teoría pero que esta no sea aplicable en la vida cotidiana.

El segundo error tiene que ver con el trabajo en equipo: “Probablemente tú lo hagas mejor y más rápido, pero tienes que aprender a trabajar en equipo y que se multiplique la velocidad y el alcance”, sugiere Germán.

El tercer error radica en aprender a tener un equipo diverso. “Hay creatividad en todos lados, pero esta se dispara cuando tienes a personas con distintos perfiles”, señala Estrada.

De las finanzas a la empresa propia: 90PCT

Aunque trabajar en el mundo corporativo era más sencillo porque lo tenía todo, lo cierto es que emprender ha sido para Germán Estrada una experiencia muy interesante. Junto a su socio elaboraron un estudio en que pudieron reconocer los motivos por los cuales fracasa la pequeña empresa del emprendedor peruano. Son principalmente dos factores: Falta de conocimiento y el poco entendimiento del área tributario.

En ese sentido, su empresa desarrolló Tinku, una start-up que promete servir como espacio para el encuentro de estos pequeños empresarios y contadores de acuerdo al rubro en el que se desenvuelven mejor. Sin embargo, aunque parezca interesante, Germán advierte que “el emprendimiento no es para todo el mundo”, ya que si no tienes una base sólida te puedes perder.

Valery Vergaray

Lima, julio 2018