Felipe Ibargüen

“La PUCP es una buena fuente de Ingenieros”

Especialidad: Ingeniería Electrónica

Felipe Ibargüen es hijo de padres médicos. Además es el mayor de cuatro hermanos, pero sobre todo, es una persona que ha encontrado el equilibrio entre su profesión y su familia. Egresado de la Pontificia Universidad Católica del Perú en la carrera de Ingeniería Eléctrónica, otro de sus logros es el título otorgado por CENTRUM Católica por sus estudios en Master in Strategic Business Administration.

Su carrera profesional la inició en el año 1998, al ingresar como practicante en Lucent Technologies en el área operativa como Ingeniero de Soporte , Ingeniero de Radio Frecuencia, y estuvo asignado a Venezuela entre el 2001-2006, luego de la fusión entre la Alcatel y Lucent viró al área comercial , empezando como Ingeniero de Preventa , después como Arquitecto de Soluciones y finalmente como Account Manager.

Después de 12 años decide aceptar un nuevo desafío en Belltech como Gerente de Cuenta , y luego es promovido como Gerente Comercial de la unidad de Canales Electrónicos de dicha compañía en Perú.

En el 2014 ingresa como Sales Director a Oracle en la división de Comunicaciones (CGBU), en un principio manejando el territorio de Caribe, Centroamérica, Andinos y desde el 2015 enfocado en la cuenta de Telefonica en Sudamerica.

Fuera del Perú, fuera de la rutina

Como Director de Ventas en Oracle está encargado de la venta de soluciones de telecomunicaciones para el grupo Telefonica en Sudamérica, donde los contactos empiezan desde muy temprano en la mañana desde distintos lugares del mundo como Brasil, España, Colombia y Alemania, en conferencias telefónicas, o reuniones presenciales “Quizás el 50% de mi tiempo lo paso fuera del país. La próxima semana; por ejemplo,  el lunes, me tengo que ir a Alemania para tratar de hacer un cierre de negociación y va a ser un viaje de tres a cuatro días”, menciona.

Una de las anécdotas que más recuerda sobre su trabajo en Lucent Technologies la vivió  a miles de kilómetros de Perú, durante un proyecto de telecomunicaciones en la India. Tras treinta horas de vuelo, pisó territorio de gente que era completamente distinta a él. Allí los integrantes del equipo con quienes laboró eran de Malasia, Filipinas, Singapur, Indonesia. EEUU, Venezuela y mayormente de la India, “Realmente fue toda una experiencia de enriquecimiento profesional y personal para liderar personas con otras ideas, culturas, religiones, tratar de adaptarte y así mismo hacer un buen trabajo. Definitivamente fue todo un logro que contribuyó a mi crecimiento”, afirmó.

Ingeniero Eléctrónico: un esbozo de su perfil

“El hecho de haber estudiado acá nos daba un perfil, la carrera era relativamente nueva a fines de los 90’s pero A partir de esas primeras experiencias las empresas como Motorola, Lucent, Nortel, Telefonica, Bellsouth, empezaron a buscar más personas de esta universidad. Creo que no se equivocaron y hoy por hoy  la PUCP sigue siendo una fuente de ingenieros para las empresas del sector”, declaró Felipe Ibargüen. Para él, el ingeniero debe ser alguien que no solamente debe tener el fundamento técnico, sino debe ser una persona que sea perseverante, constante y que no acepte un “no” por respuesta. Esta cualidad del ingeniero, reconoce Felipe, es gracias a la educación que recibe el estudiante de esta casa de estudios.  “Yo creo que finalmente lo he aprendido de acá cuando hacíamos los proyectos de amanecidas, cuando teníamos que presentar algo en un tiempo determinado. Esa exigencia que muchos, en su momento, nos quejábamos ayudó a forjar a las personas en su carácter”, destacó. Además de los conocimientos invertidos en el estudiantes, la universidad fortalece en los alumnos los softskills; es decir, habilidades para desarrollar las interrelaciones interpersonales.

La exigencia del mercado laboral

Las empresas consideran una serie de filtros a la hora de contratar a los personas. Uno de estos, afirma Ibargüen, se refiere al lugar de estudios de donde proviene el aspirante. “Siempre buscan unas tres o cuatro universidades que son las más importantes. Una de ellas es nuestra universidad”, contesta. Otro de los filtros que deben de pasar los egresados de la universidad es que deben ser alumnos con experiencia. Felipe Ibargüen recuerda que su contacto con las empresas fue muy efímero mientras estuvo en la universidad. “La realidad era que el mundo laboral al que te enfrentabas era diferente al de la universidad. Quizás yo diría que veíamos demasiada teoría y poco practica” sentenció  Sin embargo destaca que actualmente, la Pontificia Universidad Católica cuenta con programas de la Bolsa de Trabajo como las ferias laborales, consejeros de carrera, etc que informan acerca del mercado laboral y mejora la interacción entre el alumno y las empresas.

Consejos finales   

“No sé si es un defecto de la educación universitaria, pero la empezamos muy jóvenes en comparación con otros países.  Algunos jóvenes deben realizar esta decisión muy importante en su vida a los quince años.”. Los dos años de estudios generales brindan una pausa para que el estudiante pueda reconfirmar su decisión, y encuentra que la universidad podría ser un poco más flexible en torno a la convalidación de currícula y poder fomentar la información con charlas y visitas sobre las distintas carreras que ofrece inclusive dentro de los EEGG”, indicó.

Finalmente aconseja a los jóvenes universitarios que la carrera que se desea elegir no debe ser un fin, sino un medio para poder alcanzar la felicidad.

Por Jorge Madico
Lima, enero 2017