Emigdio Alfaro

La ingeniería Informática ha sido un complemento para mi proyecto de vida

Especialidad: Ingeniería Informática

Egresado de Ingeniería Informática en el año 2000, Emigdio Alfaro continuó su formación académica y obtuvo su maestría en Administración estratégica de empresas y un doctorado en educación. Actualmente interesado en el tema de gestión ambiental, el día de hoy se acerca a la PUCP para narrar sus experiencias.

Ingeniería Informática, unas cuantas razones

Sus padres querían que estudie temas relacionados a la salud como farmacia o medicina; sin embargo, Emigio Alfaro nos cuenta que desde el inicio tuvo una visión clara de su carrera. La Ingeniería Informática le brindaba una visión genérica y también concreta de las cosas además de los recursos tecnológicos de lo que se vale la profesión y los sueldos elevados. Añadió también que una de las satisfacciones que ha traído la ingeniería para su vida ha sido la capacidad de poder comprender la realidad y distintos tipos de organizaciones, oportunidad que difícilmente otra profesión puede entregar. Sin embargo, Emigidio añade que sus perspectivas de trabajo no solo se limitaban a su carrera, sino que dentro de sus planes se encontraba dedicarse a temas gestión, administración y del Estado. En sus propias palabras: “Tenía claro a dónde tenía que llegar, Ingerniería Informática era el primer paso que tenía que dar. Nunca pensé que me quedaría haciendo cosas de informática, para nada”, sentenció.

La corrupción, un problema de todos los días

En su rol de profesor, Emigdio Alfaro siempre recuerda a sus alumnos un aspecto de la carrera que no estuvo contemplada durante su etapa universitaria: los aspectos éticos a nivel empresarias nacional e internacional.  Durante su etapa como consultor de empresas advirtió que en la sociedad en general, y en especial la nuestra, ha habido una deformación creciente de la conciencia en estos últimos años. “Para mí sí fue chocante ver tanta corrupción tanto en el sector público como en el sector privado” Posteriormente como auditor de empresas Emigdio Alfaro revela: “las auditorías no son muy  éticas por el hecho de que prefieren que tú prepares informes a medida de que lo que quiere el cliente si necesidad de que el informe necesariamente refleje la verdad. Obviamente yo no estaba de acuerdo en este tipo de prácticas”

Según Emigdio todas las carreras si bien tienen sus propios principios éticos, estos no son lamentablemente universales ni a nivel de profesión ni de país. Todas las profesiones deberían de tener perfiles mínimos éticos tanto a nivel competencias de gestión y de competencias que autoaprendizaje que deberían de estar desarrollados detrás de cada profesión.

Competencias de un ingeniero informático

Todas las carreras tienen dos tipos de competencias: las genéricas y las específicas. La primera se refiere a una labor en general que todas deberían poder manejar como redactar documentos, hacer buenos cálculos, tener buenos comportamientos éticos. El segundo son las competencias que requiere el trabajo en sí mismo; por ejemplo, “el informático tiene que saber de desarrollo de software, de gestión de infraestructura de información, la competencia que más me ha servido es el modelamiento de sistemas. Consiste en que tú puedas plantear un contexto general de las cosas y luego llegar a un nivel de detalle específico de los procesos que tú puedan desmenuzar y comprender cada partecita integrante del proceso de una gran organización. Componer cada una de las partes de la organización y qué hacen y cómo interactúan, qué datos reciben, qué datos se envían” señaló.

El mercado laboral y la ingeniería informática:

Emigdio Alfaro es autor de un libro llamado “Competencias requeridas de los ingenieros en el Perú” dicho libro es una investigación de la demanda del mercado laboral en el rubro de ingeniería. “Se identificó un perfil de competencias que eran lo que se requieren en el mercado laboral a partir de la información secundaria de las bolsas de trabajo que pueden ser públicas, las de las universidades y sobre todo trabajos de periódico, de las cuales se pedía requerimientos para ingenieros industriales, ingenieros informáticas”, dijo Alfaro.

La situación del mercado laboral descrito en el libro revela que este se encentra inundado y más bien, Emigdio insta a los ingenieros a crear empresas, inicialmente microempresas que briden servicios a empresas extranjeras. Aun así hay un detalle importante qué resaltar: la falta de madurez en lo que son los procesos de desarrollo de los servicios que estas empresas pueden dar. “Por ejemplo, hay una certificación que CMMI que te indica el nivel de madurez organizacional de los procesos. Esta es una certificación que te piden en el mercado laboral desarrollado para las empresas que quieren acceder al servicio y las personas que van a ser contactadas y muy pocas empresas en el país tienen esa certificación, todavía falta mejorar muchísimo la calidad de los procesos de desarrollo de software y en las áreas de informática”, indicó.

Recalcó también que para la carrera de ingeniería informática no se brinda la debida importancia al  área de normas de calidad. “Ese es un problema que no solo he identificado en esta universidad, sino también a nivel general del país. En los mismos profesores hay también un problema porque ellos tampoco han recibido esa formación. Normalmente eso debería ser formación de la carrera en sí y eso no te lo ponen en la malla curricular, en los cursos que vas a estar porque los mismos profesores muchas veces no saben del tema”, dijo.

Consejos para los próximos egresados:

Emigdio Alfaro recuerda que los estudiantes de ingeniería informática y de toda carrera en general no deben contentarse solo con lo técnico, sino que deben conocer también otras metodologías y mucho sobre gestión. “Como joven lo orienta más o menos tu aprendizaje para que te puedan pagar más, pero  si bien eso es importante eso no es lo único. Pasa de moda la tecnología  y lo que te aprendiste y sale otra y la experiencia de  gestión no la tienes. Las herramientas de gestión son las que vas a desarrollar más , porque van a ser más duradera en el tiempo”, concluyó.

Por Jorge Madico
Lima, mayo 2016