Christian Rivadeneyra

christian ribadeneyra editado

No hay por qué tener miedo al cambio, es bueno arriesgarse y dar la oportunidad a nuevas cosas

Especialidad: Ingeniería Mecánica

Egresado de la Pontificia Unviersidad Católica del Perú en la especialidad de Ingeniería Mecánica, Christian Rivadeneyra, continuó formándose académicamente en CENTRUM Católica asistiendo a unos cursos que sirvan de complemento para su carrera y trabajo. Otros estudios los realizó en Estados Unidos donde se preparó en la Especialidad de Refractarios, así como asistió a un taller de diseño de hornos de fundición de vidrios y diseño de Grúas Puente. Así mismo, domina el idioma portugués, además del inglés. Próximamente en septiembre del 2016 lo espera un curso de Ciencias de vidrio que lo ayudará a desempeñarse como mejor profesional. 10 años marcan su experiencia laboral recogida de las empresas “Fabricantes y Constructores” y su actual trabajo en la centenaria “Owen’s Illinois”.

“Yo ingresé a estudiar Ingeniería Informática”, confiesa Christian Rivadeneyra. Sin embargo, su decisión inicial de carrera se vio sujeta a una serie de dudas: la malla curricular de dicha profesión no lo satisfacía, las demostraciones de lo que sería su futuro trabajo lo desalentaba y las conferencias de los especialistas, ingenieros informáticos egresados que narraban su experiencia laboral, no lo animaban. En cambio, hojear la malla del plan de estudios de Ingeniería Mecánica le despertaba un gran interés y el campo de trabajo de los Ingenieros Mecánicos si despertaba su curiosidad.

Más temprano que tarde, luego de hacer un test vocacional durante su segundo ciclo de estudios, el cambio de carrera se realizó y la Ingeniería Mecánica pasó a ser su nuevo camino profesional. “Ingeniería Informática no me gustó mucho por lo que era más trabajo de escritorio. En cambio Ingeniería Mecánica era estar más en el campo, estar haciendo cosas que uno imaginaba o diseñaba y que después  las veía hechas, podía ver cómo realizarlas”, argumentaba Rivadeneyra

Diez años más tarde, los frutos de esa decisión lo han llevado a Estados Unidos, a la India, la China y Brasil.

El perfil profesional de Christian Rivadeneyra, el perfil profesional de un ingeniero mecánico.

Donde la matemática luce siempre estática tras la rigidez de sus fórmulas y ecuaciones, la carrera de Ingeniería Mecánica ha brindado a Christian Rivadeneyra una perspectiva de transformación y, sobre todo, de adaptación. “Siempre hay que estar preparado y dispuesto al cambio”, agrega Christian, “en las carreras de ingeniería hay mucho de eso”.

Cosas nuevas se descubren, mejores formas de ver las cosas se contraponen muchas veces a los ingenieros, ya que estos suelen ser muy rígidos con el método con que desarrollan sus trabajos. Como dice el propio Christian “los ingenieros mismos están muy parametrizados”. Las cosas son mejores siempre que funcionen, sean eficientes, pero si además pueden resolverse en menos tiempo y de forma más económica, entonces son excelentes. Para Christian no cabe una afirmación como “Yo he hecho esto siempre así y así funciona y así tiene que ser. No, tienes que cambiar tu forma de pensar y ver que al final va a dar el mismo resultado, un resultado mejor incluso, haciéndolo de una manera distinta a la que tú pensabas que era la única que se podía hacer o la mejor que se podía hacer”, agregó.

Rivadeneyra trabaja en una empresa que tiene 100 años en su haber, Owen’s Illinois, una compañía estadounidense con sedes en todos los continentes, a excepción de África. Dicha empresa cuenta con estándares establecidos de diseño de hornos de fundición de vidrio. Sin embargo, la forma en cómo se conciben estos diseños no se ha mantenido estática durante estos 100 años. Cuando Christian ingresó a trabajar y recibió asesoramiento en Estados Unidos las personas de la empresa eran adultos de  muchos años de experiencia cuya edad promedio es de 50 años y cuyas ideas de resolver las cosas estaban ya delimitadas. Sin embargo, Christian nos relata: “Nosotros vimos que había muchas maneras y tipos de hacer varias cosas que ellos lo hacían de una sola forma”. Hoy en día, esta nueva forma impuesta por Christian y sus pares más jóvenes en la empresa es la que se ha convertido en el nuevo modelo. “Ahora se han vuelto como estándares y ellos han tenido que aceptar eso. También lo han hecho de buena manera viendo que era una mejor opción”

En el Perú, Owen’s Illinois cuenta con dos plantas, una en el Callao y otra en Lurín. En este último, Christian se encarga de proyectos de diseño de los hornos de fundición de vidrio junto con un equipo de dibujantes a su cargo. Una vez finalizado el proyecto, usualmente la empresa lo delega a supervisar la construcción del horno en los diferentes países del mundo.

El campo laboral y la Ingeniería Mecánica.

El área de Ingeniería Mecánica es muy amplia, se encuentra la especialidad de energía, docencia, mantenimiento, minería, etcétera. Christian Rivadeneyra considera que en el Perú la que más se trabaja y la que más se necesita es el área de mantenimiento. “Todas las empresas te necesitan, por todos los equipos y toda la infraestructura que tienen en sus plantas. Es lo que veo que más se hace”, insiste. Otros aspectos que desarrolló Christian fue el de minas en el que marca su distancia por el régimen de ese género de trabajo difícil “Depende de cada persona, tal vez la gente que ya tiene familia o tiene hijo es más difícil para ellos estar separados. Creo que es un poco más fácil para gente joven”.

El campo laboral en el que se desarrolló Rivadeneyra se encarga, como adelantamos líneas arriba de diseñar los planos de los hornos de refracción y fundición de vidrio y supervisar su construcción, pero además aplica auditorías a los hornos que actualmente trabajan en distintas plantas para detectar algún desperfecto o reconoce los puntos fuertes del horno.  SI es necesario alguna reparación se agenda en el calendario para su posterior inspección y arreglo.

Sin embargo, la situación actual del país ha afectado la demanda de ingenieros mecánicos. Christian nos revela la impresión que ha percibido tanto a nivel personal como a nivel profesional: “hasta hace año y medio había más movimiento en el mercado laboral. Era más común ver a gente que decía: “oye, me han llamado de tal empresa, me han llamado de tal…”, pero a partir del año pasado yo lo veo menos al menos, y yo mismo también me pasa menos”, advierte. Agregó además que el sector minero era quien había dejado de ser atractivo para los ingenieros debido a la caída del precio de los metales.

Consejos y recomendaciones:

“La visión es importante, porque si tú no tienes una visión de lo que tú quieres ser, vas a caminar sin rumbo”, afirma.  En el caso de Christian parte de su visión de carrera era el constante viaje que es lo que ahora realiza con éxito.

Otra recomendación es la constante capacitación y aprendizaje: “siempre estar al día en los últimos adelantos siempre pensando que tienes que saber igual o más que los demás para destacar entre ellos y no tenerle miedo a los cambios”, concluye.

Por Jorge Madico
Lima, mayo 2016