Andrea Lerner

Cada paciente es una dificultad y una satisfacción

Especialidad: Psicología

Egresada de Psicología Clínica de la universidad. Tiene una maestría de Estudios Psicoanalíticos en Boston Graduate School of Psychoanlysis. Ejerce su profesión en un consultorio privado y también atiende en el Centro de Promoción por la Vida (Ceprovi). Actualmente, es candidata de la Sociedad Peruana de Psicoanálisis.

Mucho que aprender

Para despejar sus dudas entre Administración y Psicología, Andrea Lerner tuvo la oportunidad de practicar ocho meses en el área de una empresa, tiempo que la ayudó a elegir. Psicología Clínica era lo que ella quería y se trasladó a la PUCP.

“Me hubiese gustado llevar más cursos de las distintas ramas de la psicología clínica”, dice ella, quien cree que esos cursos le hubieran dado una buena base. Además, considera que el psicólogo necesita equilibrio emocional para las actividades que realiza:

Considero que la “ecuanimidad” es fundamental para esta profesión. En los últimos años de Psicología Clínica debe ser un requisito estar en terapia ––sugiere––. La terapia es fundamental, es la mejor inversión que uno puede hacer de su tiempo y dinero.

A lo largo del camino, su visión de la carrera no ha cambiado y sí ha profundizado en distintos temas. Ella cree que “siempre hay algo que aprender, un curso que tomar, un libro que leer, un congreso para escuchar”.

En el campo

Por lo competitivo del mercado, la psicóloga cree que es importante invertir en uno mismo y seguir estudiando, profundizando e investigando. “En el área clínica, la demanda cada vez es mayor, en esta época de constantes cambios, felizmente hay quienes se dan un tiempo para pensar hacia dónde voy”, precisó.

–Considero que en esta profesión es un deber estar siempre en contacto con otros profesionales  en grupos de estudios, supervisiones y siempre  analizarse y re-analizarse constantemente. De este modo, vamos a poder ser “profesionales competentes” ––comenta––.

A diario, atiende en su consultorio privado, así como en Ceprovi, luego asiste a sus clases de la Sociedad Peruana de Psicoanálisis y colabora con el programa “De frente y sin máscaras” de RPP.

“Uno ve su trabajo en el bienestar y desarrollo de sus pacientes. Cada uno requiere de un tiempo y de una dedicación única”, dice.

Por último, Andrea considera que hay que disfrutar las labores que uno hace, esto se verá reflejado en los resultados. Ella lo resume en cinco palabras: “Constancia, perseverancia, análisis, práctica y amor al trabajo”.

Lima, Abril 2012
Reiner Díaz