Adolfo Vega Paz

Siempre tienes que salir por la puerta grande haciendo un buen trabajo

Especialidad: Administración

Egresado del MBA de CENTRUM Católica con mención en planeamiento estratégico, adquirió un Master Internacional en Liderazgo en la EADA (Bussiness School) en Barcelona, Europa, y estudió Administración de Empresas en la Universidad de Piura. Además graduado como agente inmobiliario y registrado en el Ministerio de Vivienda, trabaja actualmente como Sub gerente inmobiliario de los súper mercados Tottus.

Detrás de los pasos de un Administrador de Empresas

Adolfo Vega ha trabajado 12 años en el Banco de Crédito, luego se desempeñó 3 años en Fasa, más tarde ejerció durante casi 2 años en multimercados zonales como Minka, igual tiempo durante su estadía en San Fernando y, recientemente, trabaja en el  centro de oficinas del súper mercado Tottus desde hace menos de un año. Este recorrido profesional fue precedido por una decisión importante como la de escoger su carrera: Administración de empresas.

En el año 1991 Adolfo Vega estudió en el campus de  la Universidad de Piura. En aquellos momentos las posibilidades de estudio se encontraban más restringidas de lo que son hoy. “No había tanto desarrollo, no habían tantos centros comerciales, Piura no era una ciudad tan desarrollada. Entonces no habían muchas carreras”, añadió. Así mismo, tampoco habían muchas universidades donde estudiarlas dichas carreras. Las profesiones eran principalmente tres: administración, derecho y educación.

Actualmente, las nuevas universidades que componen el panorama profesional han traído consigo nuevas carreras, incluso dividiendo las ya existentes. La carrera de administración o negocios se ha repartido en negocios internacionales, negocios y marketing, negocios y publicidad. “Los chicos que recién van a ingresar a la universidad tienen mucho más posibilidades, tienen mucho más alternativas”, dijo.

Aun así la carrera de Administración de empresas era su segunda opción ya que el marcado carácter agrícola de la ciudad de Piura durante los noventas lo había llevado inicialmente a inclinarse a carreras relacionadas a la agroindustria o veterinaria. Sin embargo, una visita a la universidad y el conocimiento de las distintas carreras a su disposición terminó por dilucidar sus dudas. “Yo creo que no me equivoqué”, sentenció.

Las oportunidades del día de hoy

Adolfo Vega recuerda que, a diferencia de su época como estudiante, los alumnos actuales pueden viajar y hacer prácticas en el exterior donde también pueden practicar el idioma y ser pagado por sus prácticas. “¡Entonces aún no terminan la carrera y ya tienen un roce internacional!”, dijo Adolfo. Además, las universidades actuales tienen programas de intercambios donde no solo los alumnos van hacia el exterior, sino que profesores del exterior  vienen al Perú y comparten sus experiencias. “antes no era tan fácil”, añadió.  Además del acceso a la información que tienen las actuales generaciones “ahora es totalmente diferente del que en ese momento existía. Nosotros somos de la época del libro físico y lo que había en la biblioteca”, afirmó.

Perfil de un profesional y el mercado laboral al que se enfrenta

Para Adolfo Vega el administrador de empresas debe ser una persona atrevida, pero  sobre todo analítica. En el oficio de Adolfo estas cualidades son sumamente necesarias “porque tiene que conocer el inmueble, el mercado, la competencia y la capacidad o las características de los consumidores alrededor, porque no es lo mismo un consumidor de provincia que un consumidor de Lima y en Lima mismo no es igual un distrito como Puente Piedra a uno de San Isidro”, afirmó. Para ello la formación universitaria es imprescindible  ya que los conceptos que te enseñan los aplicas, pero de forma muy específica. Además el administrador debe tener habilidades de negociación que son los que te dan en la formación básica, pero la experiencia te va enseñando un poco.

“Lo bueno de los administradores de empresas es que podemos desempeñarnos en varias áreas: comerciales, ventas, financieras, recursos humanos. Hay mucha demanda, pero hay mucha competencia entre las empresas y entre las persona que son buenos en lo que hacen”, agregó.  Las empresas; por ello, valoran que uno haya usado sus veranos para estudiar en el exterior o para practicar en ellos. “Eso pesa, pero al momento los chicos tienen que decidir dónde quieren trabajar, en qué área. Ahora, obviamente acá  en Lima hay empresas industriales que se están trasladando a zonas de Lurin entonces tú tienes que evaluar  también esto. ¿Me voy a trasladar hasta Lurin? No todas las empresas son en San Isidro o aquí en Surquillo y sí, uno, como candidato, tiene que ver si no se quiere desplazar más de una hora a su centro de trabajo. Entonces las ofertas para lo que tú quieres sacar son cada vez menos o mucho más postulantes”, indicó.

Algunos consejos:

Primero, Adolfo recomienda a los próximos egresados que desde el inicio estén pendientes del sector al que desean apuntar. Para ello, hay que ir cubriendo las exigencias que te pide tales puestos de trabajo en temas de idioma, herramientas de trabajo y capacitación. Segundo, “que vayan desarrollando una red de contactos que los ayuden; por ejemplo, el tema del consejero de carrera en la PUCP me parece muy valioso, porque algunos alumnos de los que me he hecho cargo veo si entre en mis contactos tengo  a una persona o un amigo un conocido que los ayude con las entrevistas”, finalizó.

Por Jorge Madico
Lima, mayo 2016