Millennials en el Perú: Una generación con grandes oportunidades laborales

Millennials: Usuarios de la tecnología, el Internet y dispositivos electrónicos porque nacieron y crecieron con estos durante el desarrollo de los mismos. (WP)

BUENOS TIEMPOS. Al 2015, en el Perú, 4 de cada 5 millennials habían culminado sus estudios superiores, y el 79% de ellos se encuentra apto para enfrentar el mundo laboral.

Los millennials, también conocidos como la Generación Y, o como los adultos jóvenes de hoy, son aquellas personas que nacieron entre los años 1980 y 2000, y que conocieron de primera mano todo lo concerniente a la evolución tecnológica de fines del siglo XX. Es decir, son usuarios de la tecnología, el Internet y dispositivos electrónicos porque nacieron y crecieron con estos durante el desarrollo de los mismos.

Respecto al tema, hay grandes cantidades de estudios sobre quiénes son y cuáles son sus principales características. Pero así como se los puede encasillar en un determinado periodo de tiempo, también hay investigaciones que prefieren no hacerlo y basarse, específicamente, en sus habilidades y destrezas adquiridas durante su crecimiento.

Como lo concluyó el informe The Me Me Me Generation de la revista Times: “Todos los millennials son diferentes de acuerdo a su país de origen”, pero la globalización ha hecho que sean más similares entre sí, en comparación a las generaciones pasadas.

ADN DEL MILLENNIAL
Según Goldman Sachs, un millennial en la actualidad es aquella persona que tiene entre 15 y 35 años, y cuenta con una mejor educación respecto a sus antecesores basada, principalmente, en los aspectos tecnológicos. Así mismo, los describe como liberales -políticamente hablando- y con menos interés en la religión.

Como se mencionó líneas arriba, no existe una sola descripción de los millennials. En el 2013, la encuesta de Great Place to Work para el Perú definió a esta generación como aquella que tiene entre 18 y 35 años, y que es aquella que tiene más rotación en los centros de trabajo.

Por su parte, Arellano Marketing los define como la “primera generación en cumplir la mayoría de edad en el nuevo milenio”. También son aquellos que tienen al Internet como herramienta primordial para diversas actividades cotidianas como comprar, socializar o ver televisión.

Futuro Labs, empresa de investigación y analítica digital, describe a la Generación Y como aquellos que nacieron entre 1984 y 1994, y que fueron testigos de los principales cambios que se dieron a nivel mundial.

Una característica en la cual coinciden muchos de estudios es acerca del factor económico. El Perfil del Adulto Joven 2015 – Generación Millenials, de Ipsos Apoyo, indica que 7 de cada 10 millennials viven con sus padres, y que colaboran económicamente en su hogar. De esos 7, solo el 25% cumple un rol de jefe del hogar y un 38% son amas de casa.

Este indicador respalda las características más arraigadas de esta generación que se detallan a continuación y que se justificarán en el desarrollo de este reportaje: primero, que cuentan con un trabajo y, segundo, que consideran tener independencia económica para realizar sus actividades preferidas.

¡No olvides que las redes sociales pueden ser un aliado útil para tu carrera profesional!

Posted by Bolsa de Trabajo – PUCP on Lunes, 25 de mayo de 2015

BUSCANDO CHAMBA
Algo bueno de esta generación es la variada oferta laboral que existe en la actualidad para ellos. O, desde otro ángulo de visión, el largo camino que esperan recorrer respecto a su labor profesional.

Según la Encuesta Anual de Millennials 2015 elaborada por Deloitte Perú, 33% de los consultados -que pertenecen a esta generación- prefieren desarrollar sus habilidades en una empresa vinculada a las tecnologías, medios y telecomunicaciones. En tanto, un 10% apunta a trabajar en el sector de empresas de alimentos y bebidas, mientras que un 8% quiere desempeñarse en el rubro financiero.

Por su parte, la consultora ER|Ronald señala que el 27% de los millennials peruanos buscan dedicarse a realizar consultorías, un 26% a la banca, un 21% quiere estar vinculado a negocios sobre consumo masivo, mientras que 19% al retail.

Ipsos Apoyo señala que el panorama laboral para la generación Y no se limita –necesariamente- al nivel de estudio que estos tengan. Al 2015, en el Perú, 4 de cada 5 millennials habían culminado sus estudios superiores, y el 79% de ellos se encuentra apto para enfrentar el mundo laboral.

Así mismo, la mayoría de millennials de los niveles socioeconómicos A y B suelen trabajar en áreas o materias para las cuales se prepararon en la universidad o instituto. Entre sus preferencias académicas y proyecciones para el presente año, esta generación tiene planteado estudiar o haber iniciado al menos una carrera técnica o universitaria.

Sobre el tema salarial, un 74% de esta generación en el Perú aspira a ganar un sueldo que oscile entre los S/.2,500 y S/.4,500, después de haber culminado sus prácticas profesionales.

Pero, ¿por qué tienen más opciones de trabajo frente a las demás generaciones? En principio, porque están entre los 20 y 35 años, han recibido una mejor educación que sus antecesores, y conocen nuevos programas y sistemas de cómputo. Y, ahí también entra a tallar los nuevos prospectos de personal que buscan en actualidad las compañías, y que se explican en el siguiente punto.

LO QUE LES PIDEN LAS EMPRESAS
Luego de ver los sectores en los que se puede desenvolver la Generación Y, falta aún ver la otra cara de la moneda: ¿qué le piden las empresas a los millennials? y ¿qué les ofrecen a cambio? Según Manpower, estas son las características que debe tener o desarrollar un millennial para conseguir un puesto de trabajo en la actualidad.

Por ejemplo, tener conocimientos extras, que se vean reflejados en cursos o capacitaciones fuera del ámbito universitario, y que complementen su formación académica. También debe tener habilidades blandas, como comprensión y empatía laboral, que está relacionado al feedback que esperan recibir de sus jefes o clientes.

Las empresas también necesitan jóvenes que tengan la capacidad de lidiar con situaciones difíciles cada día, pero sin perder el control de la situación. Para ello requieren un personal con razonamiento crítico y, a la vez, lógico. Esto se consolida en las pruebas psicotécnicas de los actuales procesos de selección.

Algo fundamental, y que sirve como filtro para muchas oportunidades laborales, es el conocimiento de programas de computación y, por lo menos, saber un segundo idioma. Esto, además de las habilidades para trabajar en equipo y en constante comunicación con los compañeros de trabajo.

LO QUE ESPERAN ELLOS DE ESTAS
Esta generación es más exigente que las anteriores, porque –aparte de su juventud- están en la búsqueda de experiencias que los enriquezcan profesional y personalmente, sin dejar de lado sus propios intereses.

Los millennials han sido considerados como una población altamente rotativa en sus centros de trabajo, dado a que no están interesados específicamente en ejecutar sus proyectos e ideas en el corto o mediano plazo, sino más bien en adquirir diversos conocimientos y habilidades que les puedan dar las empresas para las cuales deciden trabajar.

Generación Y: ¿Cómo retener a la generación que siempre se quiere ir?, informe de Great Place to Work, reveló que en el 2013 los jóvenes peruanos preferían trabajar en empresas que tengan una cultura organizacional, considerando el ambiente laboral, la infraestructura de trabajo y las características del personal que trabajaba con ellos para este aspecto.

Así mismo, los millennials esperan que en sus centros de trabajo se les brinde capacitación o entrenamiento en las áreas en las que se desenvuelven. De esta manera, aseguran su lazo con la empresa y perciben que pueden mantenerse competitivos en el mercado laboral.

En el mismo sentido están los salarios y retribuciones emocionales. Mucho se ha dicho que los Y no están interesados en este aspecto dado que han crecido en una época donde la economía era estable y solvente; no obstante, este tipo de valoración siempre será un factor importante en la toma de decisiones. Sobre este punto, los millennials, por su parte, no solo se contentan con un sueldo justo, sino también con los beneficios exclusivos que les pueda brindar la empresa.

Un ejemplo de ello son la estabilidad laboral y la línea de carrera que se ofrecen hoy en día las empresas, tanto en las ferias de trabajo como en sus publicidades. La seguridad en el trabajo y descuentos exclusivos en temas como educación, ropa, tecnología, ocio, entre otros, son también considerados por esta población.

Respecto a la relación laboral con sus jefes, esta generación busca recibir un feedback por parte de ellos, y considera que el esfuerzo puede resultar en un ascenso más rápido de lo esperado. Este aspecto también se considera como un mecanismo para que las empresas puedan reducir la alta rotación de personal.

Cabe resaltar que los millennials quieren aprender y desarrollar sus conocimientos, y que por más grande que sea la empresa en donde trabajen, si no reciben lo que ellos quieren o lo que esperaban, no dudarán en migrar hacia otro centro de labores. Todo ello respaldado en que aún no tienen importantes gastos económicos que realizar, y que muchos de ellos viven aún con sus padres.

El último estudio Motivaciones y Expectativas, elaborado por la consultora ER|Ronald – Human Resources Boutique, y al que tuvo acceso en exclusiva la Bolsa de Trabajo PUCP para este reportaje, revela que los millennials peruanos que se encuentran trabajando consideran los siguientes 3 factores como los más importantes para mantenerse en un puesto de trabajo: balance de vida profesional y personal, y  tener un horario flexible; y contar con un buen ambiente laboral.

Del mismo modo, los Y consideran que el tiempo límite para mantenerse trabajando en determinada empresa está entre el rango de 3 a 6 años. Ello implica -según el estudio- que cada 2 años cambien de puesto (los asciendan), fecha límite y promedio en la cual se ven en su mismo puesto.

LA ENTREVISTA

Ernesto Rubio: “Los millennials tienen fidelidad a su carrera, no a la empresa”
Coach ejecutivo y gerente general de ER|Ronald

Ernesto Rubio, especialista en Recursos Humanos, asegura que los millennials quieren ser parte de las decisiones que se tomen en el lugar donde trabajan. (Chinn De La Cruz)

El mercado laboral en el Perú está cambiando con lentitud. Poco a poco se está renovando la planilla de las empresas, creando nuevos cargos, y tomando decisiones que afectan -principalmente- a la forma en que han estado operando las compañías. Para conocer un poco más sobre esta modernización, conversamos con Ernesto Rubio, especialista en Recursos humanos.

Aparte de identificar a los millennials como una generación que nació entre 1980 y el 2000, ¿qué cualidades, más allá de lo temporal, podemos identificar en este grupo?
Los atributos de valor del millennial frente a otras generaciones -en la actividad laboral peruana- es que tienen la capacidad de ver varios temas a la vez, tienen una mayor responsabilidad cívica, fluidez para el trabajo con herramientas tecnológicas de vanguardia y el marketing social.

¿Y eso los coloca, necesariamente, en puestos claves?
No, depende de varios factores. La generación Y concibe la arquitectura organizacional como un ‘organigrama chato’. Ellos quieren ser parte de las decisiones que se tomen en el lugar donde trabajan. No son fieles a las reglas jerárquicas ni a la autocracia; son personas que hacen la práctica y quieren estar en la línea de mando. La desventaja es que queman algunas etapas y se tropiezan con temas que son dominados por generaciones mayores.

O sea, ¿la inexperiencia es una de sus principales desventajas?
Hay una suerte de choque generacional al intentar ser parte de las decisiones. Por eso el 70% quiere tener un negocio propio (o al menos ese es su deseo). Van a la empresa a aprender a trabajar, a juntar algo de capital, a ver cómo son los modelos de negocio o cómo la compañía le enseña a hacer marketing, ventas, logística, recursos humanos. Y, a diferencia de los Baby Bommers que son fieles a la compañía, ellos se quedan máximo 2 años porque tienen otras prioridades. Ellos tienen fidelidad a su carrera, no a la empresa.

¿Y qué es lo que le piden las empresas a los millennials?
Se les pide las competencias tradicionales, de acuerdo a las directrices de cada compañía. Por ejemplo, se les pide trabajo en equipo, algo que es válido para todos los lugares de trabajo porque forma parte de la cultura de valores. No obstante, cuando les piden competencias técnicas de acuerdo al puesto al que aspiran, los millennials no siempre cumplen los estándares de nivel de desarrollo, ya que eso proviene de la experiencia adquirida.

“Los millennials van a la empresa a aprender a trabajar, a juntar algo de capital, a ver cómo son los modelos de negocio o cómo la compañía le enseña a hacer marketing, ventas, logística, recursos humanos”

Un ejemplo…
La influencia, el liderazgo, el trabajo en equipo, la persuasión. Son competencias que se piden, pero los millennials no lo tienen porque no las han practicado nunca. Solo podrán desarrollar una competencia una vez que indaguen sobre ella y la desarrollen en la práctica.

Y para eso tienen que pasar determinado periodo de tiempo en determinado puesto.
Depende de lo dones innatos de la persona. Los millennials no saben ni siquiera que dones tienen. Eso se llega a ver en pruebas sobre determinados talentos. Si yo nací para vender, y voy a una empresa que a la vez me hace practicar en ventas, y me capacita bien, voy a ser capo en 3 meses. Pero si no nací con el don, y quiero aprenderlo, puede pasar un año o más. Lo que hacen los millennials -y eso es algo bueno- es que están midiendo como prueba-error en el mercado.

¿Y qué deberían hacer las empresas hoy en día con los millennials?
Las empresas tienen poblaciones que tienen que ir yéndose para que nuevos ciclos entren. La proyección es que el de la generación X sea el futuro CEO de la compañía, y que este a su vez traiga a los millennials, que en los próximos años podrán ser gerentes de área y así sucesivamente.

¿Y así funciona en el Perú?
No. A los millennials del entry-level les pagan un promedio de S/.1000 como practicantes, y buscan mantenerlos ahí. No se está viendo una formación del millennial ya que todavía hay CEOs de 60 años con métodos tradicionales, y que no toman conciencia de las nuevas arquitecturas empresariales.

OPINIÓN

Thalía Penagos
Gerente de Marketing de Job Fit Career Services

“Si tú eres dueño de tu propio negocio puedes tomar tus propias decisiones, y eso es lo que anhela un millennial”, asegura Thalía Penagos. (Chinn De La Cruz)

A las empresas peruanas aún les falta adecuarse a las demandas de los millennials. De hecho hay varios cambios que se tienen que dar desde la misma organización. Tienen que hacer cambios en el aspecto cultural, por ejemplo, un horario flexible o pensar en un trabajo home oficce.

Actualmente, ya estamos entrando en un largo declive de la generación de los Baby Boomers y la generación X. O sea, ya se van a ver los cambios a los ‘reinados’ que dejan, y los millennials proyectarán lo que se hará a futuro desde estas posiciones.

Uno de los aspectos que la generación Y busca en los trabajos es el reconocimiento de su labor: esto es algo que le apasiona, ve la felicidad al final del camino.

Además, desean -en muchos casos- ser emprendedores, cosa que también está de moda. Ellos emprenden por sus propias características de crianza: si tú eres dueño de tu propio negocio puedes tomar tus propias decisiones, y eso es lo que anhela un millennial. Sería un tipo de trabajo perfecto. No obstante, uno de sus defectos es la autoconfianza para saber qué cosa es lo que quieren específicamente y qué cosa no.

Por Chinn De La Cruz (chinn.delacruzl@pucp.pe)